información general
 
mapa interactivo
información general
viajar a Japón
viaja sin arruinarte
aeropuerto
JR Pass
transporte
Japón de noche
comida
compras
festivales
Onsen
vocabulario
presupuesto
precauciones
guías gratis
en silla de ruedas
para celíacos
bonsai tour
parques temáticos
mapas de carreteras
cuentos de Tokio
el tiempo
mayoristas
 
alojamiento
 
alojamiento
el hotel más barato
ryokan
minshuku
templos
 
curiosidades
 
parque España
museos curiosos
hikikimori
navidad en Japón
supersticiones
barco de la juventud
vending machines
aseos públicos
 
cultura
 
aprende japonés
historia de Japón
ceremonia del té
geishas
manga
bodas japonesas
cocina japonesa
intocables de Japón
kimonos
bonsais
ikebana
literatura
sake
shodo
origami
jardines japoneses
colegio japonés
 
vivir en Japón
 
Japón en España
trabajar en Japón
estudiar en Japón
exámen Kanken
becas
 
deportes
 
aikido
sumo
kendo
yabusame
kyudo
karate
 
 
 
 
 
 
 
Cuentos de Tokio

El título de esta sección está dedicado a la película de Yasujiro Ozu del mismo título (en japonés, Tokio Monogatari). En ella, un matrimonio ya mayor decide ir a visitar a sus hijos a Tokio. Conviven con uno de ellos, médico de profesión, del que se separaron años antes por la guerra. Al llegar a Tokio comprueban que lo que les separaba de él no era sólo la distancia, sino que se ha creado un abismo entre ellos. Su hijo es ahora un desconocido, y descubren también, aparte de las diferencias generacionales, cómo es de diferente la vida del campo a la ciudad y cómo la educación que inculcan a sus nietos ya no se parece en nada a la que ellos dieron a sus propios hijos. A veces no hace falta viajar a miles de kilómetros de casa para encontrar una forma de vida completamente distinta.Esta sección está dedicada a relatos de viajeros que ya han visitado el país del sol Naciente

Hola a todos:

Antes de marchar nos aprovechamos de las experiencias que otra gente había dejado en el foro, así que tratamos de corresponder con este mensaje ahora que hemos vuelto y a lo mejor podemos ayudar algo.

Nuestras expectactivas eran muy altas (sobre todo las mías) y se han cumplido con creces. Lo que nos llamaba la atención del país a priori era la arquitectura (tradicional y moderna), los jardines y la comida.

Lo cierto es que, como sospechábamos, 9 días saben a poco. Nosotros sólo estuvimos en Kyoto, Nara y Tokio, y pese a que Nara es muy bonito, recomendaría invertir ese día en Kyoto o en Tokio, a gusto del consumidor. Los consejos que podamos dar tienen desde luego la limitación del escaso tiempo que hemos podido dedicar a cada ciudad.

Las fechas en las que hemos hecho el viaje no han sido malas, aunque más entrado el otoño los jardines estarán mucho más bonitos. Por otra parte nada de frio y poca lluvia.

Como consejos generales sobre el país podemos contaros las siguientes:

- La gente habla más inglés de lo que parece en las guías. Al menos en Tokio y Kyoto, claro. Más de la mitad de las personas a las que hemos preguntado algo en la calle nos han sabido responder más que aceptablemente y en las tiendas y restaurantes, incluso los más "locales", hemos encontrado quién hablase inglés. Yo firmaba porque en España hubiese la misma proporción...

- El país nos ha dado la sensación de barato, pero claro, tal y como ha estado el euro no es difícil. Veremos qué pasa en el futuro, espero que no se ponga inasequible... Comer es baratísimo y el alojamiento yo diría que también. Y en el apartado compras (ropa, souvenirs, etc.) creo que todo es más barato que aquí. Tal vez el alcohol es más caro, al menos en bares y restaurantes.

- Transporte: todas las estaciones y las principales calles tienen su nombre en inglés, con lo que es muy fácil. De verdad ningún problema con las estaciones, los horarios o las reservas. Nosotros no hemos reservado nada con antelación y hemos viajado sentados (bueno, en Tokio no siempre...). El JR Pass merece la pena, aunque te muevas poco. Nosotros sacamos sólo el de 7 días, suficiente.

- Alojamiento: nosotros fuimos en plan viva la vida, sin nada reservado (hicimos el plan de viaje en el avión) y todo fue muy bien. Supongo que la época también ayuda. Reservamos los hoteles en la Tourist Information del Aeropuerto de Narita, las chicas que nos ayudaron hablaban mucho mejor inglés que nosotros y nos hicieron las reservas de los sitios que nos recomendaron, tanto en Tokio como en Kyoto. Nosotros les dimos un presupuesto por noche y nos aconsejaron dos o tres (en Tokio había que elegir también una zona) y fuimos descartando. Al final, los hoteles tirados de precio y más que aceptables, aunque hubiesen conocido tiempos mejores estaban impecables en cuanto a limpieza y ambos con bastantes servicios. También hemos estado en un Ryokan en Kyoto, buena experiencia, se duerme bien y merece la pena al menos para probar.

- Horarios: Amanece y oscurece prontito. A las 18.00 prácticemnte de noche. Por eso los templos y museos cierran también temprano. Así que si queréis aprovechar, hay que madrugar.

- En cuanto a la comida, tranquilos si no os gusta el sushi y el sashimi... Hay mil cosas para comer en la cocina japonesa (brochetas a la brasa, cosas a la plancha, el famoso tempura, etc.) y si no os gusta, tenéis comida occidental para aburriros, de todo tipo. Nosotros sólo hemos consumido cocina local, tratando de variar al máximo, y nos ha gustado prácticamente todo. Y hemos intentado entrar a los sitios donde veíamos mucho japonés dentro y ha funcionado. Los restaurantes "buenos" son mucho más caros para la cena que para la comida. Si sumamos esto a los madrugones que nos hemos pegado, aconsejamos aprovechar para comer bien y cenar cualquier cosa...

- Ojo con el teléfono, si vais a traer el vuestro porque lo necesitáis, atentos que sea de los de 3G, si no no van a funcionar. Ya se que en las guias lo dice, pero al no tener vena tecnológica yo acabé preguntando a mi proveedor si podía usar mi teléfono, me dijeron que si y luego fue que no... En fín, hemos hablado con casa todos los días, pero menos de lo que nos hubiese gustado... Otra cosa relacionada con los aparatos eléctricos, el voltaje es distinto al europeo pero afortunadamente los cargadores de cámaras y teléfonos están adaptados.

- Ropa: por supuesto depende de la temporada y del gusto de cada cual. Nosotros llevamos una maletilla de estas de cabina cada uno y nos sobró... Lo que no tengáis lo podéis comprar, como os digo está todo barato, y además en muchos hoteles tienen lavandería de monedas, también muy baratas y muy rápidas, así que esto siempre ayuda.

Kyoto, como queda claro en todas las guias, es la capital tradicional, con un legado arquitectónico impresionante, con unos jardines espectaculares y con una oferta gastronómica más que notable. Infinidad de templos, cada uno con algo distinto del anterior que hace que, si te gustan las "piedras" (en este caso más bien madera), no te aburras. Nuestros consejos para Kyoto son éstos:

- Alquilad donde podáis una bicicleta. La ciudad es muy planita y en bici te haces mejor idea que en taxi, metro o bus, y andando no es abarcable, al menos en pocos días.

- Alojaos cerca del centro, no os vayáis demasiado lejos de la estación central o de Pontocho porque luego por la noche no hay gran cosa, y como os hemos comentado se hace pronto de noche.

- Ir a comer o a cenar a un sitio que se llama Mankamero, comida estilo kaiseki, es un restaurante muy antiguo que servía la comida a palacio; tiene unos salones con vistas a un jardin precioso, el servicio es espectacular y la comida impresionante. Una docena de platos, sin duda merce la pena si os gusta en general comer fuera de casa. Y el precio, unos 10.000 yenes sin bebidas a la hora de comer, es de verdad regalado por lo que ofrecen.

- De templos, santuarios y jardines, mirad primero los que os aconsejen en las guias que tengáis, hay un número enorme de ellos así que por lo menos tendréis un criterio para discriminar. En Kyoto lo bueno es que los templos no están masificados (comparados con Nara por ejemplo) así que se pueden disfrutar más.

Y hablando ya de Tokio, a nosotros no nos ha parecido, como habíamos oído, que sea estilo Nueva York u otra gran ciudad occidental. Vale que tiene edificios altos, y que está cerca del mar, pero poco más. Tokio es el ajetreo constante, a todas horas, con viviendas unifiamiliares a 3 minutos andando de una torre de oficinas, con mercadillos en casi todos los barrios, con restaurantes a pie de calle sin salida de humos ni nada parecido, con vendedores ambulantes, en fin, lo mejor de Asia metido en una gran ciudad occidental. De Tokio, por el poco tiempo que hemos estado, poco consejo podemos dar:

- Alojaos en cualquiera de los barrios, todos tienen su aquel. Nosotros nos quedamos en Ueno, y estuvimos contentos porque paseando un poco llegas a bastantes sitios interesantes, con lo que te evitas el tren/metro y conoces un poco más la ciudad. Pero es inabarcable, así que tranquilidad y a disfrutarla.

- A nada que podáis, cojed algun guía voluntario, y si no podéis, en varios museos hay (alguno incluso en castellano, aunque nosotros no los pillamos). Están muy bien porque aunque las guias de viajes te dan muy buenas explicaciones de casi todo, esta gente te permite hacerle preguntas de todo tipo que te ayudan a comprender mejor el país. En este sentido nos gustó mucho el museo Edo-Tokio que reconstruye escenas del Tokio de la época.

- Una breve refrencia al mercado del pescado, Tsukiji. Deciros que cuando llegamos, a eso de las 08.30, vimos un montón de motocarros, gente pululando y unas cuantas naves, nos dió la impresión de que era eso y que habíamos llegado tarde. Pues nada, no se cómo nos metimos un poco más adentro en dirección al mar y allí es donde estaban todos los puestos con el pescado vivo, la gente cortando el atún y demás. Merece la pena ir a verlo, aun cuando no te guste el pescado...

Y poco más de Tokio. Subimos a a la torre del ayuntamiento, ,cogimos uno de los barcos que hacen el recorrido por el río desde/hasta la bahía, vimos unos cuantos templos, el palacio imperial, algún museo, todos los barrios por encima, en fin que nos dejamos casi todo...

Para acabar, y tal vez dejando lo más importante para el final, decir que una de las cosas que más llama la atención es la educación extrema y la amabilidad de la gente. Ni los bebes en el avión lloran... Nos hemos reido con ganas con muchas personas allí por cosas que aquí hubiesen supuesto una mala cara. Desde luego da gusto encontrar gente así.

En resumen, mil anécdotas que se quedan sin escribir, una maravilla de viaje, corto sin duda, pero esperamos repetir.

top

pues nada, mi odisea de poco más de dos semanas ya acabó. Intentar resumir en un post todo el viaje es poco menos que imposible a menos que use un estilo narrativo como el del amigo Mike; así que intentaré contarlo como pueda, con lo cual hablaré de todo y no conseguiré decir nada.

He ido yo solo para allá y he estado algo más de dos semanas y la experiencia es fenomenal. No hay ningún problema para viajar solo, con que sepas un poco de inglés te apañas perfectamente, a pesar de que ellos no lo hablan mucho. La legendaria amabilidad nipona es de verdad y hacen por ayudar, entenderte y hacerse entender. Otra cosa es que sean simpáticos, pero amables y serviciales lo son al 100%.

La comida de PM, totalmente. Me ha sorprendido mucho la enorme variedad de cocina. Todo sanísimo y además muy barato. Yo suelo tener problemas de estómago en España y estaba acojonado pensando que me podría poner mal en Japón; pero todo lo contrario, el estómago no me ha molestado ni un solo día de mi viaje, a pesar de la diferencia de sabores y platos. He comido de todo; sopas de todos los colores con udon/soba/anguila/pescado/carne, carne y pescado a la plancha, té y dulces, pizzas japonesas (okoromi-yuke), cangrejos, sushi, sashimi...

Los hoteles, yo hice todas las reservas por internet antes de salir porque yendo solo no me atrevía a tener que buscarlos allí. Las reservas funcionaron todas a la perfección. Recomendaría a cualquiera que quisiera viajar que mire el alojamiento con tiempo, porque hay mucha variedad y es donde más se puede ir el dinero, en mi opinión. Además en algunos sitios como en Kyoto puede haber problemas para reservar. Los ryokan, de PM también, dormir en el suelo me ha resultado muy cómodo y la experiencia sube enteros al probar estos alojamientos tradicionales.

El transporte no puede ser mejor, bueno sí, le falta que prohiban totalmente fumar aunque esto se soluciona si vas con tu JRP y haces la reserva de asiento. Basta con que te acerques unos minutos antes a las taquillas y lo haces. Los trenes son puntuales como para poner en hora los relojes, limpios y eficientes. El autobús también lo he probado y funciona muy bien. Insisto, cualquiera que haya viajado mínimamente no tendrá ningún problema para apañarse; incluso en Tokyo, a pesar del extraño sistema para comprar los billetes, no es complicado y si tienes dudas te ayudan hasta que te queda claro.

La experiencia... uff... he vuelto encantado. No hago comparaciones con lo que tenemos aquí, porque de hecho en España tenemos muchas cosas buenas; en mi opinión, Japón tiene igual sus cosas buenas y sus cosas malas. Pienso que una cosa es ir de vacaciones, relajado y feliz, y otra distinta vivir allí. Los japoneses con los que he hablado estaban hasta los co***es de vivir en Japón.

Sobre los sitios que he visitado; Kyoto es una pasada, tiene una elegancia y una riqueza que se palpa en el aire, en los parques, en el agua. Esa ciudad es para echarle una semana entera y yo sólo estuve cuatro días. Me encantó el templo Ryoan con su jardín zen, el templo de oro Kinkaku y todos los templos entrelazados con esos bosques preciosos. En las cercanías, Nara es imprescindible también, alucinante el pedazo de templo con su buda inmenso como un pedazo de pan gigante, y el paseo sembrado de lámparas de piedra. Con los ciervos habría que hacer estofado más a menudo

Yo planeé un día en Kinosaki, ciudad de onsen, y me alegro de la experiencia. Pero un día entero de onsen tal vez sea demasiado, ese agua está demasiado caliente para la piel de un español a menos que tengas horchata en vez de sangre. El andar con yukata y geta por el pueblo, impagable, me tronchaba de risa de mí mismo yo solo.

Después, Himeji con su PEDAZO de castillo es una pasada, sobre todo si lees un poco de historia antes; los Nobunaga, Hideyoshi e Ieyasu son personajes que verás por muchas partes del japón antiguo, y conocer su historia multiplica el valor de lo que ves. Recomiendo en Himeji preguntar por un guía voluntario, yo tuve la suerte de encontrar uno y estoy encantado (le voy a enviar jamón si descubro de qué manera puedo).

En el sur de Honsu he estado en Mijayima e Hiroshima. Mijayima es la CAÑA. Yo me quedé a dormir allí, por la noche se vacía de turistas y tienes para tí solo el impresionante Torii y una ciudad preciosísima. No pude subir al teleférico porque al día siguiente me cayó más agua que en el diluvio, me lo habían recomendado mucho. Es un sitio 10. Hiroshima, por otro lado, te dejará con un nudo en la garganta nada mas pisarla. Es muy duro pero la reflexión sienta bien.

Después estuve en Tokyo, donde el futuro es ahora. He vivido la ciudad de día, no soy muy nocturno que digamos y por lo que he visto son dos aspectos muy distintos. Creo que podría pasar meses en Tokyo, qué barbaridad de organización, de actividades, de vida, de comercios, de cultura, de riqueza para los sentidos. Pude ir a un torneo de sumo y me quedé patidifuso, es alucinante que tengan un deporte con ese ceremonial, ese respeto entre los luchadores, esa emoción...
El mercado de Tsujiki lo viví como sonámbulo entre los pasillos de cajas de pescado, los agilísimos minitransportes, la ternura de los que cortan el atún, la variedad de alimento, la actividad frenética, el caos ordenado.

He intentado perderme voluntariamente muchas veces, probando el sabor de las calles de la ciudad y las sorpresas aleatorias que encuentras. En ningún momento he sentido el más mínimo miedo en ninguna parte, ni a perderme, ni a ser asaltado, ni nada de nada. Esto no lo he sentido en ninguna otra parte del mundo y hace que disfrutes del viaje el doble.

En mis descansos de ajetreo me dejaba caer en los manga kissaten para actualizar mi blog, lo cual me ha resultado ser una experiencia valiosísima, creo que me acordaré de todo mucho más habiendo podido escribir un diario de esta manera. Y mi novia, amigos y familiares se han quedado felices de saber de mí, y se han tronchado con mis anécdotas. Valgan las risas que me he dado con los botones de los retretes futuristas, los ataques de los ciervos, las reverencias sorpresa y muchas otras.

En la parte negativa de mi viaje puedo nombrar muy pocas cosas; una de ellas, tal vez, es que a pesar de mis ganas de charlar con los japoneses lo he podido llevar a cabo poco, por el idioma mayormente, pero también porque no me han parecido muy abiertos. En Tokyo, sobre todo, la vida de día tiene un ritmo frenético y hay muchas caras serias que luego he comprobado se relajan por la noche. Como parte negativa también nombraré a Nikko, supermasificado lugar (y eso que no es posible llegar antes de lo que yo llegué) con unos templos recargados de adornos, pomposos y brillantes pero sin la elegancia y majestuosidad de los de Kyoto o Nara.

En resumidas cuentas, que este viaje era un sueño y lo malo es que los sueños a veces se cumplen. Ahora sólo tengo en la cabeza cuándo voy a volver, y me cuesta pensar en otro sitio al que me apetezca ir más.

top

Llegue hace unos dias del futuro
Y la vuelta al pasado y a la triste realidad no me han sentado nada bien
Y de estar en la cima de mis sueños,tocando techo me encuentro con un pais en crisis y que se unde ...
pero bueno espero que os guste que comparta con vosotros mis historias de Japòn

Deciros que ha sido la experiencia mas increible y bonita de mi vida
tengo mucha vida recorrida y demasiadas experiencias.
Pero Japòn ha cambiado mi vida para siempre
Que pais !!!
Japon no es un pais diferente,es otro mundo,y Tokio no esque sea otro mundo,es otra dimension,es otro planeta.

Todo empezo a ser subrealista al llegar a Paris "Menudo aeropuerto"
Despegamos de Paris direccion Tokio,y el avion empezo a sobrevolar
los "Paises Bajos,Alemania,Dinamarca,Suecia,Finlandia,Los Paises del Baltico,San Petesburgo"
y la infinta Rusia que jamas termina ...!!!
Por el "geo vision" del increible avion de "Air France"
veia que te señalaba la altitud,hora local,temperatura exterior,distancia recorrida y distancia por recorrer
Cuando veia que eran las 00:00h sobrevolando Finlandia y que era de dia,empece a flipar mucho.
al empezar a volar por las inmensas y solitarias estepas heladas de Siberia
y contemplar que eran las dos de la madrugada,que estabamos a 10.000 metros de altura,a una tempertaura de -70 grados bajo cero
y el sol y su rayos se proyectaban en el infinito hielo de Siberia empece a notar la magia del viaje al futuro
estabamos sobrevolando nada mas y nada menos que las costas del artico del polo norte ...!!!

El vuelo tenia que haber llegado a las 7:55 a "Narita" y llego con mas de una hora y media de retrazo
por el Geo Vision ya se empezaba a ver "Shangai,Seoul,Flipinas,Taipei,Singapur y como no Japòn ...
mi sueño se acercaba ...
Desde la fria e internable madre Rusia,nos introduciamos en el miesterioso mar de Japòn direccion Tokio !!!
Habia quedado en "Narita" con una Japonesa que no conocia de nada.
Solo de hablar con ella por frios email y por fotos unos pocos dias antes
Por lo que veìa era preciosa pero me era imposible creer que esa "muñeca manga" fuera a recoger a un chico que no conocia de nada
y sabiendo de antemano que los japoneses son muy poco amigables.y que tan siquiera hablaba japones ni ingles ....
Una locura imposible de creer !!!
Pero yo un idealista y soñador,alli iva en busca de hacer realidad mis sueños mas deseados ...

Me dio su palabra de que estaria alli en Narita a las 7:55h y que iva alquilar un coche para enseñarme "Tokio" como nadie
y que disfrutara de mi estancia en "Tokio"
Me era imposible de creer cinseramente ...
Eran las 9:00h y el avion aun no habia aterrizado,depues de 17 horas de vuelo por fin llegamos
al llegar encendi el movil rapido para comunicarle rapidamente que lo sentia y que el avion habia salido de Paris con mas de una hora de retraso
al llegar al aeropuerto y bajar del avion,mi impresion era de que estaba en otro mundo,todo era diferente milimetro a milimetro
todo extranjero que llega a Japòn por primera vez,es fichado.
Esperando a que me hicieran la foto y que me tomaran la huellas,seme fue otra hora
evidentemente la chica ya se tenia que haber ido,porque nadie hubiera esperado tres horas,y mi tlf seguia sin dar señales ...
me quede flipado con la technologia de las maquinas,la organizacion de todo,la limpieza y bienestar que se respiraba en el ambiente
pero lo peor aun quedaba por llegar.
Cuando fui a recoger la maleta,habian salido todas las maletas del vuelo
No queria seguir mirando porque la cinta seguia dando vueltas vacia ...
finalmente mi maleta no aparecia,ahy la ansiedad y la fustracion empezaron a dejarme Ko !!!
las preciosas y dulces azafatas niponas me miraban con cara de incognita,ya por vencido me diriji hacia ellas y sin saber hablar ingles
empece a hacerle gestos "truqueros" de que mi maleta no aparecia...

Asi que las azafatas me llevaron a un stand donde habia mas trabajadores del aeropuerto
En ese momento todos los alli presentes dejaron de hacer sus tareas para prestarme atencion ...
Eso me encanto !!!
empezaron hablarme en ingles y yo decia que no entendia,empece a rayarme demasiado
Y en el momento me dieron rapida solucion,me dieron unos foyetos con frases de español a japones
y me decian que le señalaran lo que habia ocurrido,fueron demasiado amables y simpaticos
la maleta ya la daba por perdida porque me dieron unos papeles para rellenar los datos para el seguro
asi que me puse a escribir mis datos para embiarmela por si aperecia en un futuro
En esos momentos lo que crei que seria el viaje de mi vida,se convirtio en un martirio,me veia con el viaje destrozado
porque sin el equipaje no habia nada que hacer,me sentia faltal.
Aparte de perder la maleta,porque seguramente la increible japonesa que hubiera estado alli a las 7:55h de la madrugada
es decir que no hubiera dormido en toda la noche para ir a recogerme
por la gran distancia que hay de un lugar a otro en Tokio se hubiera cansado de esperar y se hubiera marchado como hubiera echo cualquiera
Me veia solo en un Tokio sin animo,sin maleta,sin conocimientos de idiomas y sin ganas de nada
y mis amigos no llegaban hasta dentro de 12 horas desde Alemania

Asi que cuando ya me iva mirando hacia abajo,cuando habia pasado de la euforia mas grande a la depresion absoluta
y solo me faltaba echarme a llorar
de repente vi una azafata japonesa preciosa venir corriendo desde lejos hacia mi con una sonrisa de oreja a oreja y con una maleta
no me lo creia,no pensaba que fuera la mia y ahy estaba,empece a volverme loco,todas las japonesas sonreian y los chicos tambien
no me lo creia mi maleta habia aparecido y estaba tan agradecido a esa gente tan servicial
que empece a repartir besos con la mano para todos y todas
fliparon y todos empezaron hacerme la inclinacion japonesa de saludo,ahy empece a percibir que esa gente era diferente ...!!!

Antes de salir me introduje en una cinta que tenia que pasar todo el euipaje y tenia que rellenar unos papeles
Habia unos policias con unos uniformes muy raros !!!
Y entre lo nervioso que estaba y el estres que llevaba acomulado,me dieron a rellenar unos papeles en ingles
Y señale con una X la casillas al boleo y habia una casilla que ponia que si llevaba Drogas,como marihuana,cocaina y demas
No me di cuenta de ello la verdad !!!
Al entregarlo a los Policias Japoneses,se echaron las manos a la cabeza y me miraron con unas caras,imaginaros !!!
Asi que me señalaron el papel,veìa que ponia "drogas" y yo habia puesto que SI cuando solo existia un NO ....
dios que desastre ...!!!
Y yo empece Noooo,Nooooo Sorry ...
total que al final como son tan buenos y educados creyeron en mi palabra,que fue un mal entendido
y me dejaron pasar sin problemas
y me registraron como a un extranjero mas,me quede loco con esa gente tan buena
cuando en otro pais la gracia me hubiera costado cara ya que me hubieran despelotado entero y me hubiera vaciado el equipaje ...!!!

Ya estaba quemado,entre las 17 horas del vuelo y todo lo que estaba ocurriendo me estaba quedando loco
menos mal que recupere mi maleta y me fui para afuera a despejarme del estres y ansiedad del ultimo momento.
De repente nada mas salir oi una voz dulce y ligera pronunciando mi nombre de la manera mas rara
jamas escuchada
Diosss alli estaba ella,diosssssss jamas antes me habia impactado una chica como lo hizo ella
empece hasta pensar lo que nunca antes habia pensado,llegue a pensar que esa muñeca era mucho para mi.
Alli estaba con un estilazo jamas visto por mis ojos,con un cuerpazo de modelo,super alta y delgada con una talla 32/34
Mi sueño ...!!!

Con un traje increiblemente selecto,con una manera de percibir la moda totalmente diferente,con un estilazo y una imagen que jamas habia visto
un traje rosa chicle acampanado por los codos y super corto que lo conjuntaba con unas botas con una media bajas por encima
de colores rosas y celestes junto com una gafas maxifashion blancas y rosas a juego con el conjunto
y mucho complemento,con pulseras por doquier mas un bolso cogido por el codo
con un paquete de tabaco rosa chicle mentolado en la mano tambien a juego con todo el conjunto Wauuuuuu !!!
Era una muñeca manga real,sacada de un mundo de fanatasia !!!!
Me estuvo esperando 3 horas desde las 7:55h de la "madrugada" ...!!!

Al vernos nos dimos un fuerte abraso y ahy ya me di cuenta que era la numero uno
esa sonrisa,ese olor,esa piel,esa cara,ese pelo tan largo y bonito,esa imagen
Tenia 30 años y parecia que tenia 16


Joder,porque no envejecen?
y ahy estaba yo,tan vividor como siempre,superandome a niveles astrales,tocando techo de una manera indescristible.
esa diosa habia estado mas de 3 horas esperandome a mi y a que hora hubiera salido de su casa ...Uffffff !!! no hay palabras ....!!!
De momento y sin conocernos ya me habia demsotrado mas que muchos en toda una vida ...!!!
Y ahy estabamos,sin poder comunicarnos,hablaba ingles pero yo no hablaba ni ingles ni japones,ella pensaba que yo hablaba ingles
Al salir al aparcamiento mi sensacion era de que habia penetrado
en un bucle "espacio/temporal" mas avanazado.
Todos los coches impecables,modelos de "Honda,Toyota,Subaru,Nissan" y motos "Yamaha,Honda,Susuki" desconocidos para mi
que no hay en Europa mas varias marcas mas desconocias para nosotros.
Alli iva yo con ella de la mano en el increible Parking de "Narita Airport" en "Planet Tokio"
buscando el coche y no lo encontraba,no sabia ni donde habia aparcado el coche,ahy empece a flipar !!!
Me dije yeahhhh !! que onda mas loca
Era increible,que andares tenia con aquel bolso cogido por el codo ...!!!
Lo que siempre habia soñado se estaba haciendo realidad ...!!!

No dejaba de babear,todo absolutamente todo era diferente,llegamos al coche,un Toyota super cyber y extraño guapisimo
Nos metimos dentro,ella era super nerviosa y saco de su cotizado bolso un Ipod de 200 gb que desconocia !!!
Le aparte las gafas unos instantes para ver sus ojos y Wauuuuu !
Ahy fue el flechazo,esos ojos rasgados orientales totalmente Japoneses hacia arriba ....
Ese paquete de tabaco rosa chicle mentolado a juego con su increible traje de princesa,esas gafas
y todo en conjunto me estaban reventando la oya !!!
Se encendio un cigarro,el coche era una nave espacial
tenia una pantalla gigante que salia unas imagenes en 3D para como salir o aparcar
un GPS tactil gigante,todo a años luz de aqui,ella me preguntaba la direccion del hotel
y seguidamente llamo desde el coche y comenzo hablar en japones

Ahy ya empece a quedarme loco,arranco esa pasada de coche y nos dirijiamos al hotel
Tokio es la ciudad mas grande del mundo en extension y poblacion,con 33 millones de habitantes
y desde Narita hasta el centro habia unos 60Km ...
salimos del parking y empezamos a volar por las increibles autopitsas japonesas,Guauuuu todo era diferente,
no eran carreteras,eran moquetas,ahy no existian los parches,ni los baches,ni los cambios de colores
el concepto chapuza alli no tenia lugar !!!

todo eran moquetas negras perfetamente pintadas de negro,con gigantes letras blancas japonesas sobre ellas
no parabamos en peajes que eran como estaciones espaciales,con gente con monos y vestimentas con luces muy raras
se conduce por el otro lado como en UK y no dejaban de pasar camiones y coches guapisimos,con diseños de lo mas
todo lleno de colores y letras marcianas japonesas por todos lados,todo lleno de muñecos de colores vivos
empece a dudar si aquello que estaba viviendo era real,me pelliscaba para ver si era un sueño
Y ahy estaba ella poniendo "techno detroit" en ese equipo del Toyota que sonaba de la ostia
conduciendo de locos y fumando,yeahhhhh !!!!
enia la extraña sensacion de conocerla de toda la vida
De repente me sacò del bolso un traductor maxi avanazado plateado que tenia que valer una pasta
y me dijo que le escribiera lo que pensaba ....
era increible,cuanta technologia selecta por todos lados
empezaba a recibir llamadas de amigas y mientras conducia hablaba en japones "me encanta ese idioma" y se reia con las amigas ....!!!
Que le contaria ????? jeje jeje !!!
y yo hablando español como si me entendiera,que locura ....!!!

yo seguia pensando que eso no me podia estar pasando a mi,que era demasiado ...
nos bajamos en una estacion de servicio porque queria comprarme algo de beber
nos bajamos y una marcianada mas de esas que solo me pasan a mi,era imposible!
me encuentre al Señor japones y a su esposa que ivan en el avion conmigo desde el selecto "Paris"
y le dije a liliko STOPPP !!!
Paro el coche asustada y me baje y me saludaron como si nos conocieramos de toda la vida
fui corriendo y de la inmensa alegria que me inundaba en ese momento le di un abraso
el señor se quedo loco y la mujer mas jaja jaja !!!
al montarnos en el coche depues de quedarme loco
de como eran las bebidas,las maquinas,la estetica de la estacion de servicio y todo
me compre un tè rojo japones,nos montamos en el coche y nos depedimos con sonrisas y gestos
estaba en un lugar donde no existia la maldad,ni las malas intenciones,por fin habia encontrado la tierra prometida ...!!!!
Yeahhhhh !!!!

No percibia malas vibraciones,ni malas energias como las percivo a diario aqui en el vertedero
solo percibia lealtad,fidelidad y buenas energias
no adentrabamos por "Tokio" y empece a babear,los edificios,las infractrusturas,la arquitectura,las calles,avenidas,coches
todo totalmente diferente,cuando me señalaba con su preciosa mano que nos introduciamos en el increible puente de "Tokio"
por el selecto barrio de "Shinjuku" uno de los barrios más conocidos de Tokio.
Por sus rascacielos,por su enorme y transitadísima estación de metro y por su vida nocturna.
No daba credito porque ivamos flotando por la cotizada y avanzada zona de "Shinjuku"
Empece a gritar como sale en el video,acostumbrado a verlo en peliculas,revistas,fotos e inerner al ver que por fin estaba alli ...
Y encima con quien iva al lado ...!!!!
Wauuuu no se puede explicar con palabras.
llegamos a Tokio y al final ella,super inteligente,ademas de ser una muñeca,dimos con el Hotel
que hotel mas guapo !!!
Nunca olvidare ese hotel en la zona de "Akasuka-Ahoyama"...!!!

Dejamos el coche en el parking,ella recogio su equipaje,dimos la bienvenida
ella se puso hablar en japones con las señoritas de recepcion del hotel
subimos al hotel y Wuauuuu cuando entre en la habitacion y me veia alli con ella a solas,empece a temblar ....
se metio en la ducha,salio y empezo a echarse decenas de cremas por su suave y precioso rostro y piel
Era increiblemente coqueta y presumida.me encantaba !!!!
no se,habia algo en ella que era diferente a todo lo que antes habia conocido,una ternura extrema,una dulsura diferente,unos olores
y energias que me dejaba dejando Ko a cada segundo !!!
Seguidamente ya os podeis imaginar lo que ocurrio ...
Fuaaaaa esa diosa llamada "liliko"
Uffff que nombres.
Me hizo sentir cuando ya no sentia ...
y me hizo soñar cuando ya nisiquiera soñaba ...

En fin que fue algo estelar,alli estaba yo en la otra punta del planeta
en el fin del mundo con una nueva chica.
sin enterdernos,solo por gestos,expresiones y sonrisas,increible !!!!
fue como estar en otra galaxia con otra civilizacion diferente.

Sacò de su bolso su Apple negro
Uffff cuantos Yenes en technologia llevaba esa diosa en su bolso Wauuuu !!!
Que niña mas selecta y me dijo que le traduciera,
le dije que necesitaba ir a por una camara digital urgentemente que tenia que grabar y fotografiar todo sobre japòn ...
porque que los primeros videos los hice con el triste movil !!!

Y cojimos el coche y nos dirijimos a la "Ciudad Electrica" hacia "Akihabara" Yeahhh !!!!
Wauuuu !!!!!
Ahy estaba yo con ella,en el mayor mercado mundial de la electronica
la zona de Akihabara de Tokio que exhibe lo ultimo en technologia mundial electrica y electronica ...!!!
No paraba de babear ...!!!
Cuando llegamos a esas calles,avenidas inmensas llenas de millones de luces con neones
miles de tiendas con miles de personas que ivan y venian
musica que se escuchaba en todas las calles,voces femeninas japonesas amplificadas
que se escuchaban como si estuvieras en el cine
pantallas gigantes que ocupaban mas de la mitad de los edificios con una definicion y audio que jamas antes habia visto ni oido
y alli estaba yo con ella de la mano siendo el mas feliz del mundo viendola sonreir y andando por las calles del Planet Tokio
me llevò a una especie de corte ingles del futuro con 10 plantas y cada planta era una dimension,tv,manga,sonido,juegos,consolas,camaras,juguetes,peluches
seme iva la cabeza con tanto sonido que iva y venia,con tanta imagen paranoica que salian de un lado y otro.
Alli la gente no paraba de tirar de billete y tarjetas,que nivel.
Veia como ejecutivos de todas las edades de traje negro,maletin y movil
hacian colas para probar y jugar a los ultimos video juegos de Play Station,Nintendo,Wi,X-Box,ect...!!!
Que pasadaaaaaaa !!!
Ella me consejo y al final pille una camara digital guapisima tirada de precio y con una tecnologia increible
y con un menu con muñecos japos por todos lados,lo mas!!!

Me olvide del tiempo y el espacio y me olvide de que mis amigos habian llegado hace horas
a Tokio,pero me daba igual,pasaba de los Españolitos la verdad,jaja jaja !!!
No queria que nada ni nadie se entrometiera en ese sueño que parecia no terminar.
no queria salir de ese mundo de felicidad y alegria que liliko me estaba regalando.
nos fuimos a un cafe en "Akihabara" y tome uno de los dulces y cafès mas buenos que jamas habia probado.
Les encanta los dulces a los Japoneses !!!
y alli estaba ella con esos ojos,esa boca,ese pelo de princesa y esa mirada penetrante fumandose un cigarro
con un morvo,una clase y un estilo como nadie,ipnotizandome segundo tras segundo.
Seguidamente le pedi escribirle algo y una vez mas,saco de su cotizado bolso sin fondo
una agenda tambien rosa chicle,con decenas de caras de muñecos de ositos y hellokitye por todos lados,Wauuuu !!!
Y el boli rosa tambien con la cabeza de un osito en la punta.
pero porque son asi ??? son lo mas y
Por todo lo que me estaba demostrando le dedique unas palabras en castellano
agradeciendole todo de por vida y diciendole que ella era la chica estrella.

Salimos de alli,yo iva totalemnte ido por todo lo que estaba pasando miraba hacia la estacion de "Akihabara"
y veia salir entre los rascacielos trenes y metros en una especie de puentes con formas de serpiente
que salian de los lugares mas inimaginables e imposibles y se escondian entre los edificios !!!
Menuda aqruitectura,como si fuera todo de goma.
Se hacia de noche y las luces de las calles de "Akihabara" hacian todo un marco incomparable
todo era tan magico ....Uffffff !!!!
Aun no llevaba ni un dia en Japòn y estaba siendo todo tan intenso que parecia levar alli meses ...!!!
Inolvidable !!!

llegamos al hotel y justamente al llegar estaban en recepcion mis amigos de Madrid
los cuales habian llegado hace nada.
Al verme aparecer con esa muñeca llamada liliko
Mis amigos se echaron las manos a la cabeza,no se lo podian creer
Porque no sabian nada de la historia ...!!!

Cuando les dije a mis amigos que nos ivamos en coche por Tokio no se lo creian
Lo mismo era ir por Tokio en metro que en coche ...!!!
nos montamos con liliko y nos fuimos a cenar por "Roppongi" ...!!!
me encantaba la limpieza de todo japon en general,los restaurantes eran demasiado limpios
una educacion,hospitalidad y una amabilidad que no era normal,los baños estaban mas limpios que un anuncio
y hasta el pub mas guarro "que no lo habia" tenia el baño tan limpio como recien estrenado

siempre antes de comer te entregaban unas toallas humedas calientes
para limpiarte las manos antes de comer
que bueno,y siempre palillos para comer porsupuesto ...
la comida esplendida ...

Era viernes 9 y depues de muchos años,aun siendo un niño
mi cumpleaños seria un sabado y en Tokio jojojojo !!!
En la cena todos mis colegas se quedaban mirando fijamente a liliko
y la chica que iva con nosotros decia que era guapìsima y me decia que le contara la historia
no se creia lo que le estaba contando.
Esta chica le dijo que si viniera a España conmigo
Y yo le dije que no,que esa muñeca en España me la profanarian ...
Y me dijo mi amigo,no le digas que la gente se mea por en las calle que no viene ...
jaja jaja jaja !!!
Que atrasados estamos por aqui y que cerda es la gente en España por dios !!!

Salimos fuera y empezamos a dar una vuelta por "Roponngi"
"Roppongi Hills" es una "micro-ciudad futurista"
en la avenida principal de "Roppongi" están situados las mayoría de pubs y discotecas
Alli empece a ver coches del futuro "Nissan" deportivos increibles con "PsycoTrance" sonando
Hondas que eran prototipos,y lo que mas me llamaba la atencion de todo
esque la gran mayoria eran conducidos por tias buenisimas,con una imagen de la ostia y super maquilladas ...
Ufffffffff !!!!
Ahy empece a ver que alli la pobreza,el regeton el flamenquito y el cutrerio no existia ...!!!
Era mi sueño ...!!!
era una locura continua,comenzo a llover
En Japon llueve mucho ...!!!
Cenamos en un lugar muy guapo Japònes que nos llevo liliko.
Donde la comida era muy buena y donde se respiraba mucha paz,armonia y limpieza
La comida no era nada cara.

Despues de cenar,nos montamos en el coche,la noche era ocscura y le dije a liliko que nos llevara a
"Shinjuku" una de las zonas mas futurista de Tokio,como antes os habia comentado
y empezamos a flipar con las obras super bien recogidas y organizadas de los obreros,solo trabajaban de noche
los obreros ivan con trajes con luces por todos lados,parecian cybor,luego habia una especie de muñecos robotizados
que hacian movimientos con una especie de espadas roja de la "guerra de las galaxias" para señalizar
y tambien obrero con la misma espada automatica,que iva de una lado a otro super rapido.
todo absulutamente todo era diferente hasta el minimo detalle.

Todos ivamos babeando en el coche,depues de viajar por "Shinjuku"
nos dirijimos a la zona mas fashion y moderna de Japon a "Shibuya" Guauuuuuu !!!
Alli al llegar,ya no podia mas
pasamos por el paso de cebra mas famoso y concurrido del mundo con 1 millon de personas al dia aproximadamente.
Es el que une la famosa estacion de Shibuya con el famoso centro comercial 109 !!!
Es increible,es el cruce por el que mas personas pasan cada dia en el mundo
este cruce suele salir en muchas peliculas y anime japonès.
El 109 es un centro comercial para mujeres que es de los mas famosos del planeta.
Ahy es donde se visten las chicas japonesas mas fashion que van a la ultima moda
O mejor dicho creandola,esta siempre hasta arriba de gente !!!
Shibuya es una de las zonas que mas me gustan de Tokio,junto con "Harajuku" y "Akihabara"
Aunque bueno no me dio tiempo a ver todo lo que queria ver de Tokio,era imposible.
Shibuya es el distrito de los jovenes,es una ciudad concebida para la diversion
ver las ultimas tendencias y las compras por doquier !!!
Ahy encontrabas cientos de tiendas futuristas con ropa increible
tiendas de discos,manga cafes,game centers,restaurantes,los famosos karaokes japoneses
Los mejores club,discos,pub y la gente mas fashion y cool !!!
y como no los edificios y calles mas futuristas e iluminadas de Tokio.
todo enfocado para los jovenes modernos japoneses y extranjeros.

Pantallas gigantes por todos lados
musica electronica y pop japones que salian por todas las pantallas
metros y trenes que salian del cielo y se encondian entre los rascacielos ...
la gente mas rara
Me llamo mucho la atencion que las chicas han "nacido" en Japon con tacones
absolutamente todas,todas las chicas van con tacones y las mujeres
adultas tambien van con tacones
la mayoria de las chicas de Shibuya son super potentes,todas son modelos,alli la talla 38 no existìa ...!!
No habia gordas ni porquis.
todas iavn con culot baqueros y faldas maxi cortas acompañadas de media bajas y tacones
van con gafas de sol por la noche,todas con unos peinados super fashion de peluqueria a todas horas
son super presumidas y super coquetas porque van super maqueadas
luego suelen ir con unos cascos super cyber y sus ipop de 200gb
los cascos eran todos blancos de la marca esa que parte alli en Japon "AudioTecnica" que suenan de locos
y que guapos estan (me pille unos porsupuesto)
Tambien van con cascos plateados con espejos y de camuflaje
En definitiva que teneis que ir personalmente para verlo,es increible

Los chicos,me llamaron tambien mucho la atencion porque son super altos
de 1,80 para arriba,la nueva generacion,algunos son super androgenos,parecen niñas.
estas todos chupados,no vi un japones gordo ni un japones tocho y vi a millones.
Yo me sentia culturista alli jaja jaja.
Todos los tios van con el pelo super liso y super guapo
luego ahy otros que van como los personajes manga con la parte de atras y el flequillo super lisa
y la parte de arriba como escardada,lo mas !!!

Tokyo la ciudad que mas multimillonarios encierra por metro cuadrado,y como se notaba el poderio !!!
alli no existe la pobreza ni el cutrerio,es el pais mas moderno,seguro y avanzado del mundo con diferencia.
Otra cosa que me dejo loco es la cantidad de bicicletas que habia
Ves a las niñas vestidas un dia normal como aqui en fin de año
y las ves en la bicis esas tan extrañas con los tacones pilotando las bicis
es lo mas,todo el mundo va en bicilcleta,hay mas bicis que coches
la gente deja las bicicletas en una especie de aparcamientos que hay cientos de bicis
las dejan sin proteccion y ahy siguen a todas horas
igual que aqui, verdad ?
alucinaba,la ciudad mas grande del mundo y poblada y dejabas la bici alli y no te la roban ...

Por lo que note son muy frios pero llegas alli y todo el mundo es super servicial y simpatico
desde que se levantan hasta que se acuestan.

Nos dirijimos hacia "Harajuku"
Es lo que mas ganas tenia de ver
"Harajuku" es un distrito situado al oeste en la liena "Yamanote" que esta entre Shinjuku y Shibuya si mal no recuerdo
Los sabados y los domingos se suelen ver a jovenes disfrazados de sus personajes favoritos de manga y gente vestida al estilo victoriano
como son las "lolitas goticas",que son algo parecido a una muñecas de porcelana.
El nombre de "Harajuku" es porque en dicho barrio se encuentra la "Harajuku Station"
el centro mas conocido para realizar compras junto con Shibuya
y donde los jovenes de Tokio se ponen al dia en lo que a moda se refiere
En muchos documentales que he visto de este pais,siempre se le dedica un apartado
a la gente que ahi habita,siguiendo el estilo vanguardista del pais
Digamos que es lo mas Underground de Tokio,es lo que mas me gusto.
Alli los jovenes adoptan varios estilos en su vestuario y es increible ver la gente que por alli camina
Harajuku es famoso también por tener uno de los templos sintoistas más célebres
el "Meji Jingu" en medio de un bosque artificial.

La verdad esque vivir alli seria mi sueño
hay un parque al lado de la estacion que es como una ciudad de grande y se pueden ver a grupos de Pop Japones
tocando gratis en Live por las calles anexas al parque
a gente pinchando discos y a gente haciendo raros espectaculos
a skater,raperos,rockeros y demas tribus urbanas
Harajuku es gigante,son calles magicas laberinticas llenas de tiendas que ofrecen las ultimas tendecias
y donde se ve la gente mas nice y cool de Tokio !!!
A mi es lo que mas me cautivo y enamoro de Tokio.
No se puede explicar porque teneis que verlo.

De camino a Shibuya entramos a una tienda futurista que me dejo ko !!!
Donde todas las camisetas estaban embasadas en tubos cilindricos en unos stad electronicos con codigos electricos
en rojo,alli me pille dos camisetas guapisimas !!!
Menuda pasada de tienda.
El dia tracurrio babeando a cada momento entre "Harajuku y Shibuya"

Estabamos cansados y no ofreciamos mas
terminamos en una especie de Pub en "Shibuya"
cerca de la "Yellow" y La "Womb Tokyo" y el increible "Club Asia".
Empezamos a flipar porque una cerveza en Japon es mas cara que un plato de comida
Pero bueno,nos dio igual y empezamos a beber como locos
El camarero era como una especie de "Shamurai" del futuro

Estabamos cansados y algo ciegos y nos queriamos ir ya para el hotel
Porque con la lluvia se nos corto el rollo
Y ademas nos quedaba todo el fin de semana por delante en Tokio
Y al dia siguiente era mi cumpleaños.
asi que nos fuimos para el hotel,y dormi esa noche con esa maravillosa princesa
que cambio mi vida y concepto de todo en realidad.
Ahy comenzo una de las noches mas maravillosas e inilvidables de mi vida
Nunca se podria explicar ...

A las 4:30h comenzo amanecer en "Tokio",
Me quede impresioando porque era demasiado temprano para amanecer
me desperte y me asome por la ventana del hotel
Tristemente amanecia un dia gris y ocuro con lluvia,pero era maravilloso
liliko me despertaba felicitandome en ingles mi cumpleaños,que feliz era.
Aunque tristemente lo bueno se acababa liliko se iva ese dia y no podia pasar conmigo la noche de mi cumpleaños
depues de hacer un esfuerzo muy grande por estar conmigo ya que en japon se trabaja todos los dias
depues tres dias y dos noches a su lado,se iva aqella princesa que habia cambiado mi vida para siempre

No dirijimos hacia el distrito de "Ginza" Wauuuu !!!
Es el centro de Tokyo la zona mas sibarita y pija de alli
Es famoso por la concentracion de grandes almaces,hoteles,boutiques y restaurantes mas selectos de la zona
Es uno de los barrios mas conocidos de Tokio y lo es porque es una de las zonas mas caras de todo el mundo.
Ahi se amontonan tiendas de los mejores diseñadores,de las marcas mas caras,el edificio Sony
escaparates espectaculares y restaurantes de infarto
(por la factura) jeje jeje !!! digamos que es la zona de los ricos.
Asi que depues de dar una vuelta por el increible Ginza,finalmente nos metimos en la estacion central
Para que liliko cogiera el tren bala.
Y alli tristemente me despedi de ella casi emocionado,con una ansiedad y fustracion infinita
porque como no nos entendiamos yno podia trasnmitirle lo que sentia en quellos intantes
pero solo con miranos a los ojos ya se percibia todo ...

Le di un fuerte abraso,la bese y me dijo que no me preocupara
porque antes de irme volveria a estar conmigo un dia y eso me hizo muy feliz
Que bondad por dios !!!
Se fue y ya nada seria igual,asi que para desconectar nos fuimos a "Shibuya" y luego a "Akihabara"
no paraba de llover y ya echaba de menos a liliko
pero se acercaba el sabado noche,era mi cumpleaños y lo ivamos a celebrar por todo lo alto
viendo nada mas y nada menos que a "Richie Hawtin" y la gente de Minus en la "Womb Tokyo"
Wauuuu !!!
Considerado el mejor club del planeta a lo que electronica se refiere !!!
todo estaba saliendo demasiado perfecto,daba la casualidad de que el "Sr.Plastikman"
actuaba esa noche en "Tokio".

No paraba de llover,compramos unos paraguas y no fuimos del hotel en "Akasuka - Ahoyama"
hacia Shibuya que pillaba al lado.
Empezamos a introducirnos por calles estrechas "Shibuya" por detras del 109
y no dabamos con la Womb !!!
Y de repente y aqui me di cuenta que esta gente estaba a otro nivel.

Estabamos diciendo de tomarnos una cervezas por alli hablando como nosotros hablamos en España
que es a gritos y de repente aperece un Japones super alto y muy raro
se acerca a nosotros y nos dice que no hablemos alto y que nos vallamos de alli.
Que en esa zona no quieren ningun ruido ni alboroto.
Mis amigos le preguntan que donde estan la "Womb Tokyo" y mientras ellos hablan con el en Ingles
Yo me di la vuelta y vi detras en unas letras plateadas super cyber "WOMB"
y veo seguidamente que estaban entrando de incognito a gente de "Minus"
con las maletas y les dije,chicos mirar hacia atras .
Yeahhhh !!!

Y nos dijo que si ivamos a entrar que lo hicieramos ya o que nos fueramos.
Y le dijimos que si,que precisamente estabamos buscando la Womb y que si era buena hora para entrar
Y nos dijos que si
Entramos en ese lugar.
Y nada mas entrar empece a quedarme loco.
Entramos y habia unos stan para dejar los paraguas,habia miles de paraguas puestos alli,ordenados como macetas.
Lo mas,les dije a mis amigos,no creo que esten al salir pero bueno alli los dejamos.
Entramos en un pasillo y eso parecia "Blade Runner" dios que gente mas rara y mas guapa.
Que nenas.
De repente veo decenas de taquillas.
Que fuerte habia taquillas para que la gente dejara sus cosas,nada de ropero ladron como aqui
y encima en los pasillos habia maquinas de cervezas
M estaba quedando totalmente loco.
Os imaginais aqui en una disco o club,maquinas de bebidas ????
es imposible ya que aqui solo es robar y robar siempre.

Me quede flipado como estaba montado aquello,las taquillas con tu llave,las maquinas de cervezas y bebidas
Wauuuu !!!
Nos dirijimos hacia la taquilla y nos esperaba un Japones super raro con una especie de gafa que le tapaba un solo ojo
como las que llevaba "Vegeta" al llegar a la Tierra,que fuerte
Nos dijo que eran 4000 yenes !!!
Pagamos 4000 yenes y al entrar dentro,mi cabeza iva a estallar.
Una calle vacia,muerta y poco concurrida econdia uno de los mayores club de techno del mundo
todo de manera incognita y todo super tapado.
Lastima que no dejaban hacer fotos asi que tube que dejar la camara en la taquilla.

Me introduje alli y por mis timpanos entraba el sonido mas selecto,limpio y potente que jamas habia escuchado
Dios que acustica,el suelo temblaba,aquellos sonaba incluso mejor que el Sonar de Barcelona
Y cuando mi mente aun no podia asimilar aquel sonido que sonaba bestial
donde podias hablar con la gente sin tener que gritarle al oido
Me encontre que todo el mundo bailaba en filas indias verticales perfectamente alineadas,aquello era increible
todo muy oscuro,y si te ponias a bailar de cara a las filas o como nos ponemso aqui,haciendo grupitos desordenados en circulo
rompias la cadena y estaba mal visto.
Increible,comenzaba a escuchar una musica que jamas antes habia escuchado.
Ahy me di cuenta que no era lo mismo ver a "Hawtin" en el "3 mundo" que en Tokio.
Cierto es que el publico Japones es el mas exigente y selecto de todos
La gente no hablaba,pasaba las horas y la gente solo bailaba y miaraba al frente y cuando habia algun subion
todos sistematicamente gritaban a la vez y subian los brazos,pero no hablaban solo bailaban y escuchaban
Wauuu que nivel,que diferencia
Nada de gentuza,por ningun lado,nada de peleas como aqui a diario.
Todo puro y autentico ...!!!

Despues de unas horas empece a rayarme!
La filas verticales de pagaban y eran cadenas humanas
no podias moverte,estaba pegado codo con codo a la gente
Mucha calor y mucho tocamiento
Pero bueno,de repente en la frialdad de esas filas "technocratas" aparecieron tres angeles niponas
Wauuuu !!!
Eran tres amigas,evidentemente liliko estaba muy por encima de todas las que vi esa noche
Mi corazon me decia que no podia fallarle,pero mi mente vividora me volvia a jugar malas pasadas
y "joder" era mi cumpleaños ... !!!
No?
Aunque bueno no puedo contar mas
porque lo que paso con dos de ellas esa noche...


Al final nos fuimos
Y solo en dos dias que llevaba en Japòn
se habian superado las espectativas de todo el viaje !!!!
Estaba lleno de pleno para siempre por liliko y lo bien que me lo habia pasado en la Womb a mi bola
y con esas dos nuevas chicas Japonesas !!!

Al siguiente dia cogimos las maletas
Abandonamos aquel hotel que jamas olvidare por todo lo que alli paso
y nos fuimos hacia "Ginza" a la estacion central para coger el tren bala y viajar hacia Kioto

Empece a quedarme flipado cuando empece a ver circular por las vias los trenes balas
Increibles,eran como transformer y naves espaciales,habia varios modelos
alguno tenian el morro afilado como una nave espacial
y otro parecian la cabeza de un tiburon cybor ...
nos montamos en uno de ellos ya que teniamos el "JR Pass Japan" para viajar libremente por una semana
El tren en su interior era super confortable y amplio,los asientos eran super comodos
te podias estirar completamente con las piernas que no llegabas al asiento de enfrente
empezo a salir de Tokyo y empece agrabar todo Tokio
la sensacion era la de estar volando
grabe todo Tokio y que increibles es,no os podeis imaginar
depues de mucho rato hasta salir de la gran metropolis de Planet Tokio
Me llamo mucho la atencion las casitas y los edificios de Tokio y japon en general
porque estaban pegados unos con otros por la superpoblacion
El tren bala iva super rapido y no hacia nada de ruido,la sensacion era como os dicho anteriormente la de estar volando
empezo adentrase en el paisaje japones y que bonito era todo,todo tan verde y tan especial.

Despues de tres horas llegamos a Kioto !!!
Centro cultural de Japon y antigua capital de Japòn hasta 1868 me parece
La ciudad es preciosa y esta rodeada de montañas
Nada mas llegar se notaba que era muy diferente a Tokio
Al ver su avenidas y calles se veia claramente lo del "Protocolo de Kioto"
Una ciudad muy pero que muy ecologica,demasiado limpia y muy moderna
que debido al gran patrimonio cultural de Kioto
la ciudad no fue bombardeada durante la segunda guerra mundial,pero que si que fue sacudida por los terremotos.
Al caminar por ella,las aceras eran amplias como carreteras y ahy todo el mundo absolutamente todo el mundo
se desplazaba en bicicletas
ejecutivos de chaqueta con el maletin en la canasta de las bicis,mujeres con los bebes en las canastas.
Niños/as,ancianos,todos van en bicicleta
increible el bienestar y la limpieza
lo malo esque por la aceras la gente va pilotando las bicis como si fueran carreteras
y habia demasiado trafico de bicis,al principio lo veia muy peligroso
aunque parece ser que ellos ya estan acostumbrados y al final no nos paso nada
pero parecia en algunos momentos que te ivan a dar ...
la calles no esque estuvieran limpias,esque estaban mas limpias que muchas de las casas de aqui
no habia papeleras por ningun lado solo en las tiendas de 24h y demas
la ciudad de Kioto es preciosa algo mas sosa que Tokio porque es otro concepto
Mas Bohemia,metida en un balle y por todas su grandes y largas avenidas veias el monte de fondo
Luego con una parte de oficinas y edificios altos y una zona mas parecida a Tokio
Y llena de parques japoneses y castillos imperiales
calles magicas donde por la noche se decia que las visitan las "gheizas"
una ciudad super tranquila y pacifica donde se respiraba buenas energias y bienestar a cada segundo
Alli visite un museo manga y varios castillos y parques imperiales llenos de carpas japonesas
donde todo era mas que magico,otra mundo,otra cultura que no tenia nada que ver con nuestra onda de Piratas y Corsarios
jeje jeje !!!

Mas tarde visitamos el ansiado distrito de las "Geishas".
La ciudad de Kioto mantiene fuerte la tradición de las geishas,
y dos de los más prestigiosos y tradicionales distritos de geishas,están en esa ciudad
En esa calle habia una tienda de vanguardia de ropa japonesa,la tienda era super estrecha con dos plantas
subimos arriba y habia una ropa increible,muy cara pero era lo mas
el japones bajo hacia la primera planta y nos dejo arriba solos,para que veais como son...
Era como una casa pequeñita con una decoracion guapisima
Seguidamente entramos en el teatro de "Geishas" y no se podian entrar con camaras ni hacer fotos.
Pero yo tenia que retratar y grabar aquello aunque fuera sin flash
Como Español que soy,lo tuve que hacer,lo siento !!!
y me pillaron pero eran tan educados que ni me dijeron nada.

Al salir vimos a tres "Geishas"no les gusta que le hagan fotos
pero fue un visto y no visto ya que se metieron corriendo
con algun pez gordo japones en uno de esos bares solo para japoneses
Solo si eres alguien de la alta sociedad japonesa puedes tener acceso a ellas
Y si no eres Japones tienes que ser alguien muy gordo y tener infuencias alli
Son mujeres de compañia,pero no son prostitutas vulgarmente dicho
Se meten en esos magicos bares de esas magicas y estrechas calles
y te cantan canciones tristes japonesas con una guitarrita pequeña
la verdad esque al verlas me imprecionaron bastante,mas de lo que creia,aparte de respeto me daban hasta miedo
Eso si que parecian seres de otro planeta,la estetica y las pinturas el pelo los trajes me dejaron Ko !!!
No se,alli habia muchas energias yendo y viniendo,que tarde en asimilar.

Kioto es una ciudad la cual me dejo huella y si algun dia viviera en Japon !!!
Me pensaria en irme alli a vivir !!!
Me encantaron los lugares para comer,en general en todo japon los lugares para comer en japon son una pasada

Nos fuimos hacia otra ciudad "Nara".
es la capital de la prefectura de Nara en la región de Kansai una de las más tradicionales de Japon.
en el sur de Honshu en la isla principal de Japòn.Fue capital del pais en el Japòn medieval.
Nara es uno de los destinos turísticos más importantes de Japòn
debido a la gran cantidad de templos antiguos y por la buena conservación..
Los templos y ruinas de Nara forman parte del Patrimonio de la humanidad
Ciudad milenaria repleta de templos e historia japonesa
lo que andabamos buscando depues de tanta onda futurista.
templos gigantes con budas gigantes
Parques preciosos llenos de ciervos,donde la gente se sentaba con ellos
increible !!!
Arboles y flores diferentes,con lagos con carpas y templos del antiguo Japon
todo era tan magico,super bien conservado todo muy cuidado y maravilloso
Nara si que era esa ciudad del japon antiguo que me enamoro
Llena de miles de estudiantes,todos iguales que en los dibujos japones
con esos trajes de colegiales que los hace tan especiales
Un grupo de ellas se hiceron una foto conmigo y yo con ellas jeje jeje !!!

De nuevo tren bala hacia "Osaka".
La ciudad tiene uno de los puertos y centros industriales más importantes de Japón.
Wauuuu que ciudad,con un area metropolitana de millones tambien
y eso que es la tercera ciudad por detras de Tokio y Yokohama
Quizas aqui es donde mas me quede ido
una metropolis dantesca que llegaba desde el monte hasta los puertos del pacifico
Tuneles comerciales de kilometros en la zona comercial de Shinsaibashi
llenos de miles de personas comprando a todas horas
Japon es el pais mas consumista del mundo,pero aquello no era normal
aqui me quede loco como ivan vestidas las chicas
era un martes y las chicas ivan vestidas a cualquiera hora como aqui van en fin de año por ejemplo
y te levantabas al dia siguiente para turistear y la veias que seguian de fiesta sin dormir un miercoles ...
Todas super potentes,todas oliendo a olimpo y demasiado superficiales tambien.
Wauuuu !!!

Era todo exageradamente superficial
Los japoneses de hoy en dia son demasiado supeeficiales y dan toda la importancia al fisico
Mira que yo soy superficial,pero ellos me ganaban.
pero eso una vez mas,no lo entendia
aquello no era normal,luego habia chicos supungo que seria una tribu urbana de alli
super altos y delgados vestidos con unos trajes como de la Francia del XVIII o la Inglaterra Victorina pero del futuro
Con unas esteticas que eran arte,un mundo de entender la moda muy diferente al de aqui
unos peinados de pelicula manga llevados a la realidad
Mas o menos como en la increible e inolvidable zona de "Harajuku" en Tokio
tardarian horas en arreglarse,ivan maquillados
os juro que eran suepr androjenos que parecen niñas
un estilismo demasiado afeminado,mi mente no podia entender como un dia entre semana
en un martes guarro esa gente iva asi por la calle ...!!!
Ahy empece a ver que venia de un mundo mas pobre,triste y atrasado en comparacion con aquello
No queria volver a España porque depues de eso ya nada seria igual.
Kilometros y Kilometros de tuneles comerciales,con unas tiendas y una ropa de locos !!!
Musica por todos lados,mas chicas que chicos siempre.
Empece a tirar de visa y a comprar zapatillas a diestro y siniestro ya que la ropa si que esta tirada en comparacion con aqui
que nos roban a pesar de lo pobres que nos hemos vuelto
Increible el mercado que mueve esa gente,modelos de ropa y calzado de todas las marcas que aqui jamas llegaran
Se nota que alli la gente es mucho mas exigente !!
Una zapatillas Adidas
Me compre 3 modelos de superstar difentes en 10 minutos
Y mucha ropita !!!!
Me quede flipado cuando vi que alli se estila New Balance y Lecop Sportif
Unos modelos de estas dos marcas selectisimos .
Entre en tiendas de futbol que tenias mas camisetas de club y seleccion europeos que en cualquier corte ingles de aqui
tiendas de 10 plantas con una ropa Wauuuu !!!!
Luego busque la tienda de "Adidas Original de Osaka" y que depependientas jeje jeje !!!
Era mas o menos igual que la Original de Harajuku


Fuimos a la zona central de Osaka,la zona de rascacielos y demas y subimos a ese famoso edificio futursitas
La torre de Osaka,con una arquitectura super futurista
Y desde la cima del rascacielos se veia todo Osaka,que momento mas guapo
Era increible,si mirabas al norte o al sur,al este o al oeste la mirada no llegaba hasta el final de la ciudad
Se perdia en el horizonte y se perdia en las montañas
por otra parte se perdia en sus puertos en el pacifico unos de los mas grandes del mundo
Y con los prismaticos podiamos contemplar hasta el castillo de Osaka
Fuimos al castillo de Osaka.
Camino del castillo nos introdujimos en una zona que edintifique totalmente de las series de anime y manga de toda la vida
era todo igual que en los dibujos,los edificios,colegios,parques !!!
Habia una especie de auditorio lleno de cientos de jovenes haciendo cola para sacar Ticket para algun concierto !!!
Seria por algun grupo famoso de alli ...!!!
Subimos hacia el castillo que se encontraba entre unas murallas y unos rios,un lugar de ensueño
Un castillo que fue destrozado por un rayo hace mucho tiempo y luego fue recostruido
Un lugar magico donde al subir tambien se podia ver en la altura otra zona de la increible Osaka
Dentro del castillo habia un museo donde explicaban la historia del castillo,maquetas de las guerras y los arboles genealogicos
de los diferentes emperadores,habia trajes de "Shamurais" que vivieron alli
las armaduras y las catanas de los Shamurais me impresionaron bastante
y esque los Japoneses llevan siendo modernos desde hace 10 siglos.
Al dia siguiente fuimos hacia la parte del puerto de Osaka
Y entramos al acuario de Osaka
nunca antes habia ido a un acuario ...!!!
Precioso lugar con las tipicas Norias Japonesas de los dibujos super altas
Me cruce con una boda Japonesa,teniais que haber visto el traje de la novia ...!!!
Otra vez rosa chicle ...Ufffff !!!!
Que traje mas bonito llevaba.
Y alli estaba metido dentro del puerto y en el pacifico viendo ese increible Acuario
donde vi el tiburon ballena,Delfines,Mantas y Rayas gigantes,medusas marcianas,peces de otro mundo
y todo en un ambiente estelar y con una musica que ipnotizaba ...!!!


Al final termine el viaje con liliko
Como no ...!!!
Que persona mas bella,maravillosa y con palabra
Gente con palabra de esas que ya no quedan.
Y asi fue ella me prometio que antes de irme hacia el pasado pasaria un dia conmigo,cuando la despedi en Ginza
Y se hizo mas de 3 horas de tren bala unos 600Km para verme un solo dia ya que por temas de trabajao
se encontraba en otra ciudad lejos de Tokio
Ahy ya note que ella tambien sentia lo mismo que yo ... Yeahhhhh !!!!
Y pase con ella el ultimo domingo,la recogi en la estacion de Harajuku
Comimos en Harajuku y nos fuimos a un selecto y moderno hotel de Shibuya
Yo ya tenia mi hotel ese dia,pero me dio igual,decidi gastarme los ultimos € con ella,porque se lo merecia
y la invite a un hotel de 4 estrellas y a cenar por todo lo alto por Shibuya
pase con ella la penultima noche en el futuro y fue lo mas de mi vida.


En resumen que Japon es un pais de ensueño
Un pais de contrastes
Que no hay nada igual en este mundo
Creerme que la tierra prometida existe y se llama Japon
Y es algo que hay que vivir ahora no cuando tengais 50 años o mas ...!!!
Mi compañero de viaje,ha estado en "Los Angeles,New York,Las Vegas,Europa ..."
Y me dijo que no hay nada igual que aquello
Estos son viajes que solo se hacen una sola vez en la vida
Pero todo el mundo que he conocido que ha ido,vuelve ...!!!
Un pais de coña,donde a todo le ponen muñecos
Donde pasabas por una comisaria y habia un pelicano gigante dibujado vestido de policia dandote la bienvenida
Como diciendo ven que queremos ser tu amigo !!!
bancos japoneses super millonarios que el diseño
era un osito vestido de superman,que vas a a dejar un millon de euros y parece que vas a una guarderia ...!!!
Esos WC con cables,al venir de Japòn como los eche de menos,era como volver muy atras en el tiempo
Esos WC con cables que te limpiaban el culito con unos chorros a presion que ivan directos al ano ye te dejaban el culito
como nunca antes lo habia tenido,tu elegias la presion y si el chorro era de agua caliente o fria
y poner musica en algunos si querias,para que no se oyeran los desagradables ruidos ...!!!!

Luego me quede loco con que alli el Besibol es de los primeros deportes
y ahy una liga de Besibol al nivel de la Americana con todos los estadios repletos a rebentar!!!
Increible y os juro que no vi un lugar sucio en todo Japòn !!!!
Cuando estrabas en algun edificio o tienda con el paraguas
lo introducias en la entrada en un cono cilindrico y te plastificaba el paragua en el momento.
con un plastico para que no goteara y a la salida estuviera tan seco como nuevo
Miles de detalles que lo hacen todo tan avanzado y diferente !!!
Nos sacan decadas esa gente ...!!!
Aqui todo es tan rancio comparado con aquello
un pais de ensueño,ellos son asi ....
Hace tiempo vi decir al gran maestro,"Sanchez Dragò"
que Japon era el mejor pais del mundo para vivir con diferencia !!!
Y cuanto razon llevaba ...!!!
Yo se que volvere,no se cuando pero volvere y esta vez sera para quedarme alli con mi amada liliko.
Voy aprender Japones,me encanta este idioma creo que es el idioma mas bonito para cantar
Me vuelve loco el Pop Japones !!!
Sobretodo cuando es cantado por muñecas japonesas con esas voces inocentes de niñas pequeñas !!!
Es una cultura de la que teniamos que aprender todos ...!!!
Creo que la magia y diferencia de Japon
es que cogieron lo mejor de la cultura oriental y la unieron a lo mejor de la cultura Occidental
Y salio un remix de algo grandioso que hizo ser a esta gran nacion otro mundo ...!!!
El genio peculiar de los japoneses ha consistido en que vivieron dentro de dos grandes tradiciones opuestas
la china y la occidental,acomodandose,al mismo tiempo a ambas
Me quede con ganas de ver un combate de Sumo que eso si que tiene que ser la ostia !!!
Y ver muchas zonas de Tokio que no me dio tiempo a ver ...!!!
Como Ikebukuru,Otemachi,Odaiba y decenas de lugares perdidos y magicos que se esconden en Tokio !!!

Yo amo Europa y soy europeo 100% y no hay nada como la historia de europa
el arte,la moda,la escuela que creamos y nuestra cultura e historia que es la numero uno.
Pero eso es otro mundo totalmente diferente
que hoy en dia esta a añoz lus de la gran bola de mierda que se ha convertido occidente
Japon siempre ha sido una potencia mundial,siempre en el colegio
cuando era pequeño veia que era una potencia junto a USA y URS
Y si no es la mayor potencia del mundo es porque no pueden crecer
por eso llevan toda la vida invadiendo a los chinos.
Joder que es un pais mas delgado que España ...!!!
y no os podeis imaginar a los niveles que trabajan ...!!!

Se ve claramente que son genios y gente demasiado inteligente
no se si esque son verdaderamente marcianos o son los sucesores de los Atlantes jeje !!!
O es su cultura y educacion que desde pequeños le exigen ser los mejores,no uno mas,si no los numero uno ...!!!
Y si no fueran por ellos nuestras vidas no hubieran sido igual,al menos en mi caso
mas que todo porque ellos son los creadores de esas maquinitas que
desde pequeños nos comian la oya y cambiaron nuestras vidas,aquellas primitivas
Atari luego las NeoGeo "Sega/SuperSonic" y como no las "Nintendo/Mario"
Mas todas las generaciones de consolas que llegaron depues como la diosa "Play Station"
mas los milllones de juegos que nos invadian cada vez que ivamos a unos salones recreativos
y por no decir esas serie que marcaron nuestra vida
como "Heidy,Marco,Mazinger,Oliver Y Benji,Bola De Dragon,Caballeros Del Zodiaco
"Para mi la mayor obra maestra que jamas se halla creado"
solo para los elegidos jeje jeje !!!
y miles de series y personajes mas hasta que llego el grandioso MANGA ...
Y por no contar toda la technolgia y cientos de marcas y sus Yamahas,Roland,Akai
que tambien han formado parte de mi vida una vez siendo mas adulto ...!!!
Japòn no es tan caro como lo pintan !!!
Yo iva asustado,con esas leyendas urbanas que de Japon era imposible de coestear y demas
Y resulta que Madrid es mucho mas caro que Tokio.
Asi que ya no hay escuxa !!!
Lo unico que se nota y te duele es pagar el billete de avion
y hoy en dia han bajado mucho!
Aunque bueno a mi seme fue el presupuesto
porque me he traido demasiadas chucherias y he derrochado bastante la verdad.
Me he gastado miles de euros,estoy arruinado y entrampado
pero eso no es nada porque lo que he vivido alli no tiene precio.
y si mañana muero con esto ya he tenido mas que suficiente.
Yeahhhh !!!
Ahora estoy super depresivo
He vuelto a tierras salvajes y esto no mola nada !
Tardare mucho tiempo en asimilar todo lo que me ha ocurrido.
Al menos hoy hemos arrasado en la eurocopa
y hasta el momento hemos sido los mejores de todo lo visto hasta hoy
España 4 Rusia 1
Viva España !!!
jaja jaja !!!

Para contaros todo lo que he vivido en Japon tendria que escribiros un libro
en otros pasajes os contare mis salidas solitarias viviodras por Osaka y Kioto
Ya os embiare las cientos de fotos y videos
Cuando veais los videos y fotos que hice con la potente camara que me pille en Akihabara
vais a flipar
Ya estoy empezado a subir las mejores fotos myspace pero aun me quedan por subir cientos
De momento con estas historias ya teneis suficiente no ???
Espero que os halla gustado
besos y abrasos

I love Japan forever !!!

top

Mi viaje ha tenido algunas particularidades respecto a lo que suele ser un viaje a Japón. En mi caso no fui con un viaje organizado (más bien al contrario) sino con una mochila con poca ropa, unas hojas con algunas informaciones cogidas de internet, una cámara de fotos, un bloc de notas, mucha música en el bolsillo y un JapanRail Pass de una semana que me permitía moverme con libertad, puntualidad y velocidad por el país. No es un país que atraiga a los mochileros (al menos españoles, porque sí he encontrado alguno de otros países) porque ese plan de "viajar de baratillo" no parece posible en uno de los países más caros del mundo, según dicen. Sin embargo, es posible (al menos relativamente), os lo aseguro. Y para los españoles es fácil controlar el gasto ya que el yen está hoy en día casi como la antigua peseta: 1€ equivale a unos 140-150yen, que a su vez equivalen, por lo tanto, a unas 166 pesetas. Así pues basta con ver los precios en yenes para tener una buena orientación si necesidad de hacer conversiones rompecerebros.Japón es un país caro si te mueves en taxi y te vas a un hotel, como cualquier otro país industrializado. Pero sin grandes esfuerzos puedes encontrar precios muy asequibles, incluso más que en Europa y Norteamérica sin ninguna duda.

Empiezo por el principio: el plan. Debido a lo reducido de mi visita (13 días) debía llevar las ideas claras, qué ver, cómo, cuándo... y marcharme al siguiente sitio. Sin embargo, todo esto lo iría decidiendo sobre la marcha dentro de un abanico de posibilidades programado desde aquí. Decidí establecer dos "cuarteles generales" en dos ciudades radicalmente opuestas: Kyoto y Tokyo, y desde ahí moverme a placer a donde me pidiera el cuerpo cada día (todas las noches planeaba algo para el día siguiente y casi todas las mañanas lo cambiaba y hacía lo que me daba la gana).

Quería así ver primero el Japón más tradicional y después el más moderno. Entre ambos puntos, pensé pasar una noche fuera de una gran ciudad, en la zona del FujiYama.

Aterricé en Tokyo a las 8am hora local y directamente me fui a Kyoto, volando con el Shinkansen, iniciando así mi periodo semanal de Pass. Allí me alojé en un albergue humilde y pequeño  por 16€/noche ("cutre" dirían algunos, no sé, yo he estado en sitios más cutres en Europa, más sucios, más caros y peor atendidos). Moverse por Kyoto es relativamente fácil aunque cuesta acostumbrarse al funcionamiento de los autobuses (220yen un trayecto, 500yen el pase para todo el día). Una vez visto que ni durmiendo ni moviéndome en bus iba a arruinarme, entré a una tienda de 24/7 para comprar algo de comida (no es difícil encontrar una). Y la agradable sorpresa fue que venden bandejas de comida preparada que si quieres te la calientan en la misma tienda al pagar (naturalmente te dan toallita húmeda, palillos y palillo para limpiarte los dientes) que oscilan entre los 400 y los 1200yen, dependiendo de lo fino que tengas el morro ese día. También puedes comprar sushi en estas tiendas. Bien, cómo mínimo no volvería pobre a Europa una vez cubiertas las necesidades básicas.

Abrí el plano y me dirigí a mi primer destino para ver un templo (no voy a describir los lugares que he visto porque cualquiera los ha descrito ya en otros relatos mejor que yo, prefiero describir "mi vida" allí para aportar algo diferente) y pagué unos 400 ó 500yen. ¡Estupendo! Dormir+moverme+comer+cenar+2 entradas al día= unos 5000-6000yen al día aproximadamente, y mi presupuesto, antes de saber cómo eran los precios en Japón y habiendo oído que era extremadamente caro, era de unos 10000yen al día ¡Japón costaba la mitad de lo que yo pensaba! Una vez solucionado el dilema económico pensé: " ando suelto y con pasta suficiente para hacer lo que quiera: que tiemble Japón ". En ese momento... hubo un pequeño terremoto (¡es coña!). Así pues estuve varios días disfrutando de Kyoto y viendo todas las cosas típicas y no tan típicas. En el albergue conocí otros viajeros y por las noches nos contábamos lo que habíamos visto y hacíamos planes juntos para el día siguiente. Salimos el sábado por la noche a tomar algo para ver la vida nocturna de la ciudad y fuimos a templos y barrios que no están en los mapas. Conocimos gente simpática y curiosa que nos hacía preguntas de lo más peculiar (aunque atención: la gente en general habla mucho menos inglés del que yo pensaba, pero no hay problemas para entenderse en estaciones de tren y metro). Los japoneses que me he encontrado me han mirado con tanta curiosidad como yo a ellos: mido casi 2metros, tengo una barba muy poblada y rojiza (pero sin bigote, tipo musulmán), un aro en la ceja y dos pendientes de oro; la mayoría de los turistas allí son rubios de ojos azules y poco sociables. Pero Kyoto es una ciudad muy turística y decidí moverme a otros lugares en excursiones de un día gracias al JRPass (muy recomendable) Visité en primer lugar Kobe, moderna ciudad con un precioso parque portuario (memorial del gran terremoto de 1995), un bullicioso Chinatown y un alejado y tranquilo distrito de Nada (centro mundial de producción de sake). Visité también Hiroshima, concretamente el 6-VIII-2006, 61ºaniversario del lanzamiento de la bomba atómica. Fue muy interesante visitar la ciudad tan señalado día, sobretodo el Parque del Memorial de la Paz con decenas de actos conmemorativos, tenderetes de ONG's, iniciativas pacifistas... También visité Nara, bastante más turística que las dos anteriores pero también con un gran parque repleto de ciervos domesticados y muy amistosos en el que se erigen varios templos. Una vez cumplido el objetivo en Kyoto y alrededores de ver el Japón tradicional y visitar Hiroshima el 6-VIII, me dirigí al FujiYama. Al ser mi último día de JRPass no fui por el camino más corto y rápido, al contrario: estuve viajando unas 9-10horas dando un gran rodeo para llegar desde el Norte y poder tener una panorámica de los paisajes montañosos del Japón interior. El trayecto no fue en trenes Shinkansen, pero en cualquier caso eran de tanta calidad y mayor comodidad que casi cualquier tren europeo que yo haya visto (incluyendo los "alta velocidad" de Francia, Alemania e Italia). Me hospedé en lo que yo creía que era una pensión (se llama Pensión Montelac) por unos 5000yen la noche (por una noche me lo podía permitir) pero al llegar me encontré una encantadora casita en medio del bosque junto al lago Yamanake con baño con sauna y un hidromasaje junto a la ventana por la que se veía el lago y el volcán de fondo: alucinante ¡¡¡Y yo me esperaba la "Pensión Mari Pepi"!!! El lugar estaba tan aislado que tenías que llegar hasta cierto punto tras varios trenes y autobuses locales y desde allí llamarles para que fueran a buscarte en coche (sin coste adicional) si querías ahorrarte 70 minutos andando. Era perfecto, justo lo que buscaba. El matrimonio que lo atendía era amabilísimo (sólo el señor Suzuki-san hablaba un poco de inglés) pero la única "pega" era que todo lucía un "estilo occidental" que no es lo que uno busca cuando va a Oriente. De hecho, allí he visto el único tenedor de todo mi viaje. La mañana siguiente Suzuki-san me llevó de nuevo a la parada del bus y de allí me fui a Tokyo (ya con el JRPass agotado). Era tan amable que quería regalarme un paraguas suyo porque llovía algo, pero yo ya llevaba el mío (un vitoriano de pro nunca sale de casa sin su paraguas " para por si acaso "

¿Sabéis cómo reconocer un vitoriano en Cuba? Somos los únicos que llevamos una chaqueta en el brazo " por si refresca "; lo llevamos en la sangre: en "Siberia-Gasteiz" no te puedes fíar del tiempo) En Tokyo mi albergue era algo más caro (22€) pero todo un palacio comparado con el humilde de Tokyo. Las instalaciones eran novísimas y de excelente calidad, las camas lo suficientemente largas como para que un/a tí@ de mi altura no pegue con los pies en la parte anterior (¡¡medirían unos 2'10!!), entrabas en la habitación con tu tarjeta magnética, tenía 5 plantas, etc. Repito lo de siempre: no será el país más barato del mundo, desde luego, pero esa relación calidad/precio aún no me la he encontrado en Europa. Era excelente pero... era menos familiar, más frío e impersonal que el de Kyoto. En Tokyo visité los barrios de Asakusa (donde estaba mi albergue), Odaiba, Shinjuku, Harajuku, Shibuya, Ginza... Pero tampoco voy a entrar en detalles porque no voy a deciros nada que no podáis leer en cualquier web de turismo. Y desde allí me moví también un día a Yokohama, que está literalmente pegada a Tokyo. Pensaba que Tokyo sería más caro que Kyoto, pero es tan grande que te puedes encontrar de todo y sin dificultad. Incluso un pequeño restaurante en la calle más cara de Japón, compartiendo acera con tiendas de Cartier y Chanel, donde puedes comer un generoso bol de arroz con carne y salsa por 400yen, por ejemplo. Me permití hasta 4 veces comer en restaurantes Kaiten-Sushi (los típicos restaurantes para degustar esta comida) y varias más comer en restaurantes normales porque los precios no eran estratosféricos precisamente.

Entiéndanme, Japón no es barato, no pretendo decir eso, no es China o Sudamérica pero tampoco es el monstruo come-divisas que yo tenía entendido. Basta con saber dónde buscar, ser más list@ que el hambre. Mi presupuesto me dió para vivir todo esto y más en el país del sol naciente: comprarme 3 camisetas, 10 cd's de música, subirme a una noria gigante para hacer fotos, darme un paseo en barco por el puerto de Kobe, no cargar con una botella de agua en la mochila sino comprarme una fresca cada vez que lo necesitaba, tomarme un helado cuando me apetecía... En fin, cosas que normalmente no te permites si llevas un presupuesto ajustado.

Al margen de todo esto sólo puedo decir que creo que Japón es una visita tan recomendable como apta para el pleno disfrute de los sentidos. La población en general no es proclive a acercarse al visitante (salvo los que hablan inglés) pero si tú te acercas jamás rechazarán ese contacto, incluso aunque no sean capaces de entenderte ni tú a ell@s. La suciedad y la inseguridad en las calles brilla por su ausencia. La educación y las buenas maneras se observan en las actitudes y comportamientos no tanto de las personas individualmente como de la masa, la cual está preparada para optimizar la funcionalidad del conjunto. Nada es casual, nada sirve para varios usos, todo está en su lugar, todo está en orden, el caos está tenido en cuenta: si observas un paso de peatones, un andén de metro, el tráfico... te percatas de que el mismo abigarramiento se repite una y otra vez, con diferentes protagonistas pero siempre en el mismo modo, siguiendo el mismo orden, porque las vías y los comportamientos están marcados tácitamente.

En fin, esto ha sido un resumen de mi experiencia en Japón. Para más información: iinnffooss@gmail.com Reciban de mi parte una inclinación de cabeza.

top

Siempre me ha gustado viajar, considero que las experiencias vividas te ayudan a crecer como persona.

Año 2002. Tras vivir durante tres años y medio en Zaragoza, donde estuve estudiando y trabajando, una muy buena amiga, Eva, me comentó sus intenciones de marchar a Nueva Zelanda y vivir allí con una familia como au-pair, durante una larga temorada. Nueva Zelanda es un país al que siempre había querido ir, desde que tiempo atrás vi un reportaje en televisión; eso más mis ánimos aventureros y una vida que no pasaba por buenos momentos hicieron que me decidiera a volar con Eva.

Consegumos una familia para cada una (gracias a internet). Yo sabía que una parte de mi estancia con la familia Schuler sería en Japón, ya que el padre, Kevin, era entrenador de rugby para un equipo japonés. Sin embargo no sabía que pasaría más tiempo en el extremo oriente que en Nueva Zelanda, ni que me tocaría viajar en avión tantísimas veces como hice aquel año.

Aún recuerdo cuando subimos a aquel avión, donde cada asiento estaba equipado con un televisor individual, con azafatos y no sólo azafatas; un gigantesco avión donde la mayor parte de la gente hablaba inglés, y por aquellos tiempos mi inglés era, digamos, penoso, un nivel básico bajo. Incluso si oía a niños hablando en perfecto inglés me daban envidia, y me sentía como una aguja perdida en un pajar, pero allí estaba yo, con mis nervios y mis ganas al mismo tiempo. Así que cuando me abroché el cinturón, y escuchando a la gente de mi alrededor, pensé: "¿Dónde narices me he metido?"... Pero ya no había marcha atrás.

Nuestra primera parada fue Singapur, donde nos tocaría esperar unas horas hasta que saliera el avión que nos llevaría a New Zealand. Por cierto, uno de los aeropuertos mejor equipados que he conocido ha sido ese, por tener tenía hasta cine.

Conseguimos hacer un tour por Singapur, así la espera se nos hizo menos larga y de paso vimos un poco de la ciudad. La verdad es que era bonita, y recuerdo el calor que pasamos con nuestra ropa de invierno. Era enero, y allí hacía calor y mucha humedad, lo que nos hizo sudar considerablemente.

Llegó la hora de volar a Auckland, New Zealand. Al llegar nos recogió la mujer de la agencia de au-pairs, que nos llevó a cada una con nuestras respectivas "familias adoptivas" . A mí me llevó primero, y aún recuerdo cuando vi a Michelle, la madre, que entonces estaba embarazada de seis meses. Sabían que yo no dominaba bien el inglés, así que cuando entré en la casa, la única hija, Morgan, me dijo: "Yo seré tu profesora de inglés" .

Era (y es) una familia encantadora, aún sigo en contacto con ellos y espero volver a verles algún día. En New Zealand viví en total cuatro meses. En ese tiempo, Eva, un amigo de ella que vino de Pamplona de vacaciones, y yo, nos fuimos a la isla sur, donde hay unos parajes, unos bosques y unas ciudades preciosas. Vimos los fiordos, subimos al glaciar, recorrimos rutas por bosque llenos de vegetación, y hasta nadamos con tiburones. Fue una experiencia inolvidable, y quien ame la naturaleza no puede perderse la belleza de New Zealand.

A finales de mayo, principios de junio, hicimos nuestro primer viaje a Japón, para estar allí poco más de un mes. Íbamos en el avión Michelle, Angus, Morgan, Joseph y el recién nacido Loui. Y yo, claro.

Llegamos al aeropuerto de Nagoya, una ciudad bastante grande, a dos horas de donde nosotros viviríamos. Kevin nos vino a buscar. Una vez salimos del aeropuerto todo eran edificios, luces de colores, carteles en japonés en cualquier sitio que miraras, gente, coches, y un ambiente gris, pero me emocionaba el estar allí. No me imaginaba el país así, supongo que no me lo imaginaba de ninguna manera.

Iwagata era un pueblecito de casas bajas, prácticamente todas iguales, grises, aunque con las calles muy limpias, no veías ni un papel en el suelo... Mi mayor sorpresa fue ver gente sin ojos rasgados, occidentales. Entonces me enteré de que en la zona había una gran población procedente de Brasil, gente "misturada", como ellos dicen, descendientes de inmigrantes, mitad brasileños y mitad japoneses, y también brasileños casados con japoneses por amor o por papeles.

Nuestra casa era gigantesca en comparación al resto de las casas japonesas, que, como bien es de todos conocido, deben ahorrar espacio y se inventan de todo para que no les falte nada en pocos metros cuadrados. Vivíamos en un apartamento de dos plantas. En la de arriba había dos habitaciones, una era el cuarto donde guardaban los juguetes y jugaban los niños, y la otra un dormitorio. En la planta de abajo había tres dormitorios, el w.c., la ducha (iban por separado), una cocina que se comunicaba con el salón, y una terraza gigantesca, y como era el último piso, se divisaba todo el pueblo de Iwagata.

La cocina tenía estanterías que subían y bajaban dando a un botón.

Los cuartos eran de estilo occidental, quitando algo de la típica decoración oriental, como biombos de bambú. Los de los críos eran de estilo japonés, cada uno dormía en tres colchones finos estirados en el suelo. Estos colchones, cada ciertos días, se sacaban a la terraza y se colgaban, de esa manera se aireaban y cogían volumen. Por eso muchas mañanas veías en los balcones de las casas colchones colgados. Ahora, que después, cómo pesaban los condenados...

De la casa lo que más me impresionó fue el w.c. Abrías la puerta y la luz se encendía sola. Te sentabas y tenía unos reposabrazos como un sofá. Estos estaban provistos de botones de manera que podías realizar distintas funciones, además de hacer tus necesidades, lavarte tus partes íntimas, calentar el asiento, y alguna otra cosa... Tenían la bañera con sus grifos, y en la pared aparte de ésta estaban los grifos de la ducha, que podías colocar más arriba o más abajo, un espejo y una banqueta. Michelle me contó que los japoneses tenían la costumbre de llenar la bañera, y cada miembro de la familia usaba ese mismo agua, pero antes de entrar en ella se sentaban en la banqueta y se daban una ducha, como para quitarse la suciedad mayor, y luego se metían en la bañera, y así uno por uno. Aunque las costumbres se van perdiendo, Japón está muy occidentalizado, y no todas las casas cuentan con un cuarto de baño tan grande como el que teníamos.

Michelle me presentó a una conocida suya australiana, Tracy. Ella tenía 37 años, y llevaba bastantes viviendo y trabajando en Japón. Quedábamos en Hamamatsu, que era la ciudad con bares y comercios más cercana. Allí no existen los autobuses comarcales, y el medio de transporte más común (aparte del coche) es el tren. Yo tuve suerte de vivir cerca de la estación, y a raíz de ahí salíamos todos los fines de semana. Con Tracy comencé a tener vida social, y no precisamente con japoneses, ya que en esa zona la mayoría de la población era extranjera.

Había tiendas exclusivas de productos brasileños, ya fueran de ropa, comida, o música; restaurantes y discotecas, todo brasileño. Nosotras solíamos ir a un bar llamado "Amigos", cuyo dueño era australiano, y donde la mayor parte de la clientela era extranjera, australianos, neozelandeses, israelitas, canadienses, ingleses, rusos, y hasta algún español. Hice amistades sobre todo con gente brasileña.

Después de ese mes y medio regresamos a New Zealand, tan sólo para una semana. Volví a ver a Eva y le dije que echaba de menos Japón. Ella me preguntó por qué, si era bonito, o cuál era el motivo, y la verdad es que lo que conocía no era bonito, no podía darle una respuesta, simplemente lo echaba de menos.

Transcurrida una semana, en la que estuvimos viviendo en un hotel, ya que acababan de vender la casa, fuimos a Australia de vacaciones por ocho días. Allí estuvimos en la playa, visitando amigos de Michelle y Kevin, y al finalizar las vacaciones volvimos a Japón, ya para asentarnos allí hasta el final de mi estancia con ellos. Nuestra primera parada fue en un hotel de Singapur, donde hicimos noche, y de allí directos a Japón. Ya era julio, Japón en verano es muy caluroso y húmedo, y los japoneses usan unas toallitas pequeñas a modo de pañuelo de bolsillo, que utilizan para secarse el sudor.

El regreso no fue tan bueno como esperaba, ya que había hecho amistades que pensaba que me llamarían, y no fue así. Veinte de julio, mi 24 cumpleaños. Michelle me hizo una tarta de chocolate muy rica y me prepararon una pequeña fiesta. La noche me la pegué llorando en mi cuarto, ya que pensaba haberlo celebrado de otra forma, pero bueno, así es la vida. Al día siguiente los nuevos inquilinos de la casa de Auckland les enviaron un fax diciendo que habían recibido un ramo de flores. Lo enviaban mis amigas de Zaragoza, pero se olvidaron de que ya no vivía en New Zealand; una pena no haberlo visto.

.

En Japón era impresionante ver que en cualquier lugar, en el rincón más insospechado, donde no había ni edificios, encontrabas máquinas de bebidas calientes y frías, máquinas de tabaco, y tiendas de ultramarinos donde podías comprar de todo, desde el famosos sushi hasta pintalabios, y abiertas las 24 horas del día.

Los baños públicos eran como duchas, a ras de suelo. Una postura de descanso para los japoneses es en cuclillas, y están así esperando, descansando, comiendo, e incluso (aunque suene mal decirlo) defecando.

Los estudiantes llevan uniforme, y las chicas, antes de entrar al colegio y también al salir, se subían las faldas por la cintura, de manera que se quedaban con una super-minifalda.

Japón es un país muy comercial, muy consumista. La gente, sobre todo gente joven, van a la última moda en ropa, peinado, gafas de sol supermodernas, pestañas postizas, uñas postizas... Y la tecnología, lo último, imagínate, hablamos de Japón.

Relación con japoneses tuve muy poca. La gente japonesa en general (siempre hay excepciones) es muy cerrada. Te atienden siempre con una sonrisa, ya que eso es parte de su cultura, son educados y respetuosos. Pueden parecer muy felices, aunque luego por dentro cada uno lleva su calvario.

Es gente que trabaja de sol a sol, unos ganan más y otros menos, pero casi no tienen días de fiesta ni vacaciones, así que cuando pueden gastan su dinero en karaokes, donde pagan a gente para que les cante una canción.

Hay locales llenos de máquinas tragaperras y normalmente todas están ocupadas.

Dicen que es un país de los más seguros, si te dejas algo en el tren vuelves y lo encuentras, ahora que con la cantidad de gente extranjera que hay eso está cambiando, y a los japoneses no les agrada que haya tanta población brasileña como hay.

Es muy limpio, aunque también muy contaminado. Recuerdo cuando salía a la terraza a fumar, miraba el ambiente y veía como motas de polvo chiquititas, parecía que llovía, pero era la contaminación.

Cada año, en verano, se celebra durante un fin de semana una fiesta brasileña en la playa, donde puede acudir quien quiera. Allí me apunté yo, y me lo pasé en grande, bailando, sambando, y conociendo gente.

Al finalizar me quedé con unos amigos que me invitaron a ir con ellos, pues habían quedado para bañarse en un río con más gente brasileña. Yo no llevaba ni toalla ni bikini, pero la chica me prestó uno suyo, un bikini brasileño, que para más detalles son cortitos, estrechitos, y, digámoslo así, con poca tela. La verdad es que el baño en el río me sentó muy bien, pues estaba sin dormir y hacía un calor espantoso.

Con Anne y otro grupo de extranjeros fuimos a cenar otra noche a un restaurante japonés. La decoración era preciosa, y antes de entrar debías quitarte los zapatos, algo típico también en todas las casas, es parte de su cultura. Pasamos una noche excelente, y Anne me comentó que se marchaba a trabajar a Seul, Korea. Me penó mucho, pero al mismo tiempo fue una ventaja, ya que yo tuve que abandonar Japón por el tema del visado, que no me permitía estar más de tres meses en Japón, y me fui el fin de semana a Seul con ella, donde nos lo pasamos genial.

En general los koreanos son personas más extrovertidas, más fáciles de conocer, y físicamente más guapos (esto generalizando, ya se sabe que siempre se cometen errores). Eran algo machistas, aunque en Japón también. No conducían más que hombres, las mujeres no podían fumar mientras caminaban por la calle, y muchas se escondían en el baño. Había muchísima vida por la calle, llena de chiringuitos donde se comía genial. Fueron unos días geniales, comiendo, bebiendo, y disfrutando.

A mi regreso ya me avisaron de que probablemente me harían preguntas en el aereopuerto. Y así fue. Un japonés me estuvo interrogando, eso sí, en castellano, al ver mi pasaporte, y aún contándole que vivía con una familia neozelandesa me hablaba en español, lo cual me sorprendió. Fue un cuarto de hora y me dejaron entrar.

Todo el mundo habla exagerado de Mont Fuji, que era muy difícil, que si costaba unas 7 horas subirlo y 5 bajarlo, que arriba faltaba oxígeno... La cuestion es que Michelle y las demas neozelandesas propusieron subirlo y me ofrecieron a ir con ellas, por supuesto yo acepté, y Michelle no hacía más que decirme si estaba segura, que era muy duro, que arriba falba oxígeno, todo porque yo fumaba. La verdad que me metieron nervios en el cuerpo pero al mismo tiempo estaba deseando subirlo.

Llegamos a la cima, yo la primera, claro, y seguí caminando hasta una especie de montaña desde donde se apreciaba mejor la puesta. Por supuesto, las demas se quedaron agonizando e incluso devolviendo de lo malas que se pusieron, y yo me acuerdo de la energía que tenía.

De todas maneras me decepcionó bastante el monte, era feo y comercial.

Cuando estaba andando para llegar al otro lado y así ver mejor la puesta, vi a un par de japoneses como agonizando, super cansados de haber subido el monte. Yo les miré y dije "qué exagerados" , y cuando iba a pasar de una roca a otra mirandoles con cara de "en fin..." un brazo me apartó y ahí fue cuando me di cuenta que estaban filmándoles, estarían grabando una película, o alguna serie, casi me muero de la risa.

Al bajar fui todo el camino sola, y aún las esperé más de media hora.

Moraleja, ni necesitas pastillitas, ni bombonas de oxígeno como la gente llevaba, exagerados, ni te cuesta 7 horas subir y 5 bajar (tal vez para algunas sí), no es bonito, no lo encontre impresionante, mas bien un saca dinero (si querías, claro, pero algo siempre cae) y Michelle y compañía comprendieron que no por fumar se pueden hacer menos cosas, creo que las impresioné, y ellas a mí ni te cuento.

Esa es mi historia subiendo y bajando Mont Fuji.

Los últimos tres meses de estancia en Japón, Eva vino a vivir, y gracias a Tracy le conseguimos alojamiento y trabajo en el bar "Amigos".

Estuvimos en Kioto, ciudad de templos y jardines, era precioso. Nos apuntamos al rito del té, donde una japonesa movía su muñeca a modo de batidora, a una velocidad impresionante. Un té exquisito, por cierto.

Un día, paseando por las calles de Hamamatsu, le pregunté a una brasileña si sabía de algún ciber. Nos explicó dónde estaba, y más tarde la volvimos a ver, nos preguntó si lo habíamos encontrado y se animó a juntarse esa noche con nosotras. Eva trabajaba, pero yo quedé con ella y con otra brasileña, que aunque aún no lo sabíamos, era amiga de las dos. Esta chica, con la que aún tengo contacto, nos ayudó muchísimo, e incluso le buscó un trabajo en una fábrica a Eva.

En la fábrica trabajaba de ilegal, y muchísimas horas, pero tras los tres meses intensos que Eva permaneció en Japón, comprendió por qué yo lo echaba de menos.

Japón es un país en movimiento las 24 horas del día, el país de la gente sonriente y el consumismo.

Japón, donde quien lleva un tiempo, y se junta con gente que lleva más años allí, nota la locura en sus ojos, su forma de actuar y hablar.

Si eres extrangero, aléjate de las bandas de motoristas, no les gustas. Japón, con sus hoteles del amor, donde la gente va a "eso", y son super discretos, nadie te ve ni tu ves a nadie. Habitaciones con catálogos de vibradores, con juegos de luces, con órganos para tocar música o aparatos de gimnasia.

También estaban las "hostles" (no sé cómo se escrible), chicas, la mayoría de otros países, a las que se paga una gran cantidad de dinero por hacer compañía al hombre que recurre a sus servicios. Habla, comen, beben, no tienen por qué tener sexo necesariamente, y dependiendo del lugar donde trabajen ni las pueden tocar, porque tan solo apoyar una mano en el hombro de la chica era motivo para que apareciera el guardaespaldas. Si conoces a alguna, como yo conocí, te das cuenta de que su cabeza no funciona adecuadamente. Conocimos a algunas de estas chicas, y la verdad estaban todas bastante mal. Alcohol y drogas, una mezcla explosiva.

Supongo que dependiendo de dónde estés, con quién te juntes y lo que hagas, tienes un concepto diferente, pero creo que es digno de ir a vivir allí, tal vez para una visita corta, tal vez para una larga temporada. Yo volvería a ir, aunque sólo fuera para recordar.

www.viajeajapon.com agradece a Nazaret Laranjeira su colaboración, así como a la página sinrumbo su colaboración. El texto y las fotos son publicados con el permiso de ambos

top

Mi esposa es japonesa y una vez al año viajamos a Japón, país que por cierto a mí me encanta. Lo que voy a relatar ocurrió en agosto del año 2001, durante mi primer visita al país. Mi mujer es de Osaka pero en aquella ocasión estábamos en Tokio, dado que al ser mi primer viaje, quería ver "un poco de todo" e hicimos una escapada a la capital.

Estábamos visitando la zona de Asakusa, cuando de repente un señor japonés que ya debía haber pasado de los 40 años se acercó a mí corriendo, con una sonrisa de oreja a oreja y con los brazos abiertos (literalmente). Lo primero que yo pensé fue: "Está loco", mientras que mi mujer, según me contó después, pensó: "Está borracho". En esas que llega hasta mí y se pone a hablarme en inglés. La conversación fue algo parecido a esto:

- ¡Hola! ¿De dónde eres? De España.

- ¡Ah! ¿Madrid, Barcelona...? No, Mallorca.

- ¿Mallorca? ¿Dónde está eso? En el Mediterráneo.

- Ah, ¿cerca de Marruecos?

- Pueees... no mucho, la verdad... (se saca de no sé donde un libro lleno de mapas, lo abre por Europa y le señalo Mallorca)

- ¡Ah! Eso está cerca de Sicilia, donde los gangsters, ¡bang bang! Je je...

- Bueno, sí... (yo ya no sabía dónde meterme)

- ¿Por qué has venido a Japón?

- Para visitar a mi novia, aquí presente.

- Ah, ¿y te gusta Japón?

- Pues sí, bastante.

- Vale, vale, sólo estaba practicando inglés. Muchas gracias, ¡adiós!

...y así tal cual se largó, dejándome con la cara a cuadros y con mi mujer partiéndose de risa. Lo bueno es que mi inglés es pésimo y no es una buena idea tomarme a mí como ejemplo, así que al final me dio un poco de pena. La verdad es que en las otras cuatro ocasiones en las que he ido a Japón no me ha vuelto a pasar nada parecido, pero lo que sí está claro es que tanto aquí como allí como en cualquier parte... hay gente para todo. :-)

top

En el 2003 tuve la oportunidad de visitar Japón. Disfruté de cada uno de los minutos de mi viaje. Al principio era un poco chocante el cambio tan grande que notaba entre Japón y España, pero te haces a ello sin apenas esfuerzo. Destacaría de la sociedad japonesa su amabilidad, la atención al turista y/o cliente y lo serviciales que pueden llegar a ser los japoneses. No se puede decir que Tokio sea una ciudad bonita, pienso que el turista que busca ciudades con encanto no visita Tokio. Lo que es cierto es que es una ciudad que no te deja indiferente: al principio tanto adelanto tecnológico me hacía sentir bastante pequeña, como si en lugar de haber hecho un viaje en el espacio hubiera viajado en el tiempo. Allí, donde hasta los cuartos de baño cuentan con las últimas tecnologías, y parece que hasta el más pequeño aspecto de la vida está robotizado, te hace sentir que provienes de un país de la Edad Media. Es una ciudad tan adelantada, tan avanzada, tan industrializada, tan diferente, que si hoy volviera a Japón, no me perdería su capital. Más que señalar lugares que visité, son las sensaciones que te produce Tokio lo que hace que deje una huella imborrable en tu memoria. Tras visitar la capital viajamos en un tren bala a Kioto. Nada que ver con Tokio. En Kioto parece que el tiempo se ha detenido, la ciudad en su lucha urbanística no ha conseguido devorar el Japón antiguo: hay multitud de templos, altares, capillas, santuarios, etc. Aquí promocionan la ciudad con el reclamo turístico de las geishas. Es sabido que los japoneses siempre defienden la figura de las geishas alegando que no tienen nada que ver con la prostitución. Quizá sea cierto, pero he leído bastante sobre el mundo de estas mujeres y tengo mis dudas. No digo que las casas de geishas tuvieran como finalidad la prostitución, sino que era un ambiente que la favorecía. Si la razón de ser de aquéllas mujeres era acompañar a sus invitados (siempre hombres) para entretenerlos y tocar algunos instrumentos, etc....¿por qué había geishas (maikos) de 12 años?, ¿qué tipo de conversación interesante tenía una niña de esa edad?,¿qué encontraba de interesante un hombre de negocios de 40 años con una de estas crías?. Muchas de las geishas procedían de familias de clase media y adineradas, pero muchas otras llegaban a las casas de geishas inducidas por sus padres por las necesidades económicas de sus familias.

Las geishas de hace dos siglos seguían unas reglas muy estrictas en todos los aspectos de su vida: sabían qué cuello debían poner en su kimono según la estación del año, qué bordados debían decorar sus kimonos para agasajar a sus invitados, qué obi era el más adecuado para cada evento, etc. No creo que esas reglas se sigan manteniendo hoy en día con la cultura de la lycra.

Si paseas por el barrio de Gion, donde se encuentran las casas de geishas más importantes, seguramente verás algunas caminando por la calle. Creo que hoy no son más que un atractivo turístico, incluso para los japoneses. Ponen la nota "folclórica" en cualquier cena de negocios o comida para los turistas. En un principio, estas mujeres dedicaban bastantes años a su preparación: danza japonesa, tocar instrumentos como el shamisen, poesía, canto, etc. No me imagino a estas mujeres del siglo XXI dedicando cientos de horas al estudio de la ceremonia del té inmersas en un mundo de telefonía móvil, robótica y adelantos tecnológicos.

Creo que hoy son figuras completamente anacrónicas; es imposible combinar un mundo de meditación, protocolo y arte con citas concertadas a través de internet, cámaras web, etc. No me lo creo. Aunque si tienes en cuenta los precios desorbitados que se pagan porque una geisha te acompañe en una cena, entiendo que hoy en día sigan existiendo. Creo que Kioto es una ciudad maravillosa, y que las geishas del siglo XXI no son necesarias para que el visitante admire lo maravilloso que es este rincon de Japón.

Japón es un país recomendable para visitar 100%, y no necesita del reclamo de las geishas.

top

 

Primero me presento: Me llamo Elena y vivo en Toledo. En el mes de febrero estuve con 2 amigas en Tokio. La verdad es que fui con 2 amigas por motivos de trabajo pero tuvimos mucho tiempo para perdernos. El título de mi relato se debe a una película espantosa que vi justo antes de visitar Japón. Se titula Wasabi: el trato sucio con la mafia (o algo parecido). La película no tiene nada de especial excepto que está rodada en Tokio. Al tenerla tan reciente, cuando llegamos a Tokio nos dimos cuenta que todo lo que vimos en la película era real. Como las discotecas del distrito de Roppongi que tienen un área reservada donde hay máquinas tipo vídeo juegos con una especie de alfombras en el suelo. Según baila la muñeca de la pantalla tienes que imitarla moviendo los pies, y según lo hagas esa es tu puntuación. Lo que me parecía una chorrada en la película me di cuenta que era real. Las copas eran increíblemente caras (nos costaron casi a 25 € cada una, lo que nos aseguraba llegar al hotel relativamente serenas). La gente en la discoteca iba vestida de flipar: las chicas con unas plataformas de por lo menos 15 cm, el pelo teñido de rosa y la ropa más ridícula que habíamos visto nunca. Seguramente se debe a que la gente aquí en Toledo no va así vestida.

Al día siguiente tuvimos la primera comida de trabajo, nada que ver con las comidas de trabajo españolas. Yo creo que los japoneses jamás se relajan y por eso necesitan hacer tantas chorradas. El ambiente era demasiado formal incluso entre gente que más o menos tenemos el mismo rango en la empresa. En seguida te sueltan la tarjeta de visita. Conocimos a un tipo llamado Tosí que trabaja en la sede de Tokio que nos enseñó su tarjetero: llevaba como 10 tipos diferentes de tarjetas (a cual más cutre). Según era el rango de la persona a la que tenía que entregar la tarjeta, escogía una u otra. Desde unas con dibujitos y colorines hasta las más sobrias. Después de comer estuvimos de no-compras por Ginza. Digo de no-compras porque es un barrio tan tan caro que creo que yo no podría pagar ni las bolsas en las que te meten lo que compras. Eso si, cuando entras en una tienda te saludan y te sonríen aunque estén pensando que seguramente no tienes un duro para comprarte nada. Se nos ocurrió tomar un café en una especie de cafetería de lo más lujoso y nos cobraron 14 € por cada café. La verdad es que en la cafetería había hasta piano, pero no iba incluido en el precio.

No estábamos en ningún hotel, sino en una especie de apartamentos propiedad de la compañía en la zona sur de la ciudad. El primer día fueron a recogernos, pero el segundo debíamos ir solas. Tardamos como 90 minutos en hacer un trayecto de 12:primero sacando el billete, que eso es una odisea, luego bajando y subiendo de vagones que iban a otros destinos. Un caos. Encima, si no andas listo, puedes ser absorbido por una especie de marabunta que sale de cada vagón. Nos habían avisado que no pilláramos un taxi porque nos podíamos arruinar.

También visitamos varios templos y dos parques. La verdad es que los japoneses tienen bastante gusto para lo que significa naturaleza, con un rollo muy creativo y muy sereno.

Mi resumen es que me gustó Tokio, que no me iría allí a vivir porque me parece estresante, pero que me alegro de haber ido. Que tienen sus cosas buenas como en todos lados y sus cosas negativas. Seguramente ellos piensan lo mismo de España. Pero que no cambio mi jamón ibérico por su wasabi, que por cierto es un mejunje asqueroso de color verde que sirven en una especie de bol y que pica que te matas.

top

Es muy difícil describir una ciudad como Tokio. Es una mezcla entre lo futurista y lo antiguo. Como cualquier sitio, es mejor vivirlo que contarlo, pero Tokio aún más. Es una gran escaparate donde los japoneses muestran al mundo su forma de vida, su capital, de la que están muy orgullosos. Reconozco que me encanta Tokio, que amo Tokio. Quizá sea porque desde pequeño me ha fascinado todo lo que leía sobre Japón.

Cuando llegué allí apenas me lo podía creer, la ciudad con la que siempre había soñado era real. Pensaba que las imágenes que veía en televisión estaban sacadas de una película de ciencia ficción, pero no. No sólo todo era real, sino que superaba mis expectativas. Me encontraba tan emocionado que me parecía estar viviendo un sueño. Al principio me pareció que los japoneses se sienten un poco a la defensiva con los gaijin (extranjeros), sobre todo si su apariencia no es asiática. Más tarde descubrí que el japonés en general es poco efusivo, carece de la “sangre caliente” que poseemos los latinos, de la espontaneidad para relacionarse incluso con sus compatriotas.

Para mí fue un choque tan grande, una cultura tan diferente, que me sentía sediento y ansioso por ver, tocar, mirar y aprovechar cada minuto de mi estancia en Tokio. Cada minuto me sentía fascinado por algo en concreto:Desde la puntualidad, que se traduce en todos los aspectos de su vida, hasta la serenidad que transmiten sus edificios y jardines antiguos.Es imposible explicar aquí todo lo que me fascinó de Tokio, porque se agolpaban en mi cabeza demasiadas sensaciones e imágenes. Aproveché cada minuto, cada segundo de mi viaje sin hacer grandes planes ni correr grandes aventuras. Visité el parque de Ueno, el de Yoyogi, utilizando los descansos para observar cómo los japoneses se relajan fuera de la vista de los demás. Tuve la suerte de visitar dos jardines particulares, en los que no había nada especial, nada llamativo, pero su sencillez milimétricamente estudiada irradiaba paz.

Visité la locura del distrito de Akihabara, con sus miles de tiendas, miles de neones, miles de cachivaches, miles de personas y miles de todo; el distrito de Odiaba, nacido de la nada, terreno ganado al mar; Shibuya, el lugar más fascinante de Tokio con la gente más fascinante vestida de la manera más fascinante; el museo Edo con unas maquetas maravillosas que reproducen la ciudad de la era Meiji; la arquitectura de Miranouchi y Minato; las increíbles ciudades de Nikko y Kioto.

Creo que si hay algo que caracteriza a Tokio son sus particularidades. Estaba ansioso por visitar unos baños, aunque creo que cuando lo hace un turista no es lo mismo que cuando lo hace un lugareño. El japonés disfruta del baño y se relaja, mientras que el turista creo que no lo disfruta al 100% porque su interés por los baños como atractivo turístico elimina la filosofía del baño. No pude entrar porque me advirtieron que si tenía algún tatuaje no podía hacerlo, así que me quedé sin vivir esa experiencia por culpa de un águila tatuada en mi hombro. No sé si era la política de esa casa de baños en particular o una norma generalizada.

Visitar los templos es una experiencia única. Vas andando por la calle, y si lo haces temprano, de repente parece que te has metido en otro mundo, un cambio demasiado drástico pero muy positivo.

Me alojé en el hotel Ikebukuro, sin grandes pretensiones pero muy bien situado, limpio y seguro. Estoy seguro que hay miles de pequeños hoteles en Tokio en los que no tienes que pagar esas sumas increíbles que cuestan los hoteles tipo occidentales de 4 y 5 estrellas. ( http://www.housejp.com.tw/). Cuando la Paquera de Jerez cantó en Tokio, a la pregunta de un periodista de: ¿Qué le ha parecido Tokio? Contestó:” Muchas luces y mucha gente corriendo, parece Madrid o Barcelona”; ¿Volverá? “Pues según me pille el cuerpo”. Japón es mucho más que eso, y desde aquí animo a visitar ese país al que admiro. Yo volveré, seguro.

top

Mi marido y yo estuvimos en Japón hace 2 años. Nuestro viaje comenzó en Kyoto, luego visitamos Nara y por último Tokio. Sabíamos que Japón es uno de los países más densamente poblados del mundo, pero no imaginábamos cuánto hasta que estuvimos allí. En un principio la capital era Kyoto, hasta que en el siglo XIX fue trasladada a lo que hoy es Tokio, que ni siquiera se llamaba así, sino que es la palabra Kyoto con las letras cambiadas. Cualquier ciudad japonesa está más poblada que cualquiera española, pero lo de Tokio en horas punta era muy fuerte. Intentamos evitar coger el metro durante esas horas porque la gente es literalmente empujada en los vagones. Menos mal que dentro del vagón, y debido a la poca altura de los japoneses, sobresalían nuestras cabezas sobre las de los demás, y eso que los españoles no nos distinguimos por ser excesivamente altos. Cuando los vagones no iban muy llenos me gustaba observar a los japoneses, que evitan cualquier contacto visual con los demás viajeros, y van absortos mirando al vacío, jugueteando con sus móviles o leyendo revistas porno (bueno, mejor dicho viendo revistas porno). El transporte público japonés es sumamente eficaz, aunque el punto negativo es que muchas veces está colapsado. No quiero imaginar si esa ingente cantidad de japoneses fueran a trabajar cada día en coche como solemos hacer los españoles. Seguramente el país se habría colapsado. Incluso cruzar una calle, que parece lo más inocente del mundo es sumamente complicado, ya que en muchos cruces de Tokio, aparte de los pasos de cebra normales hay también cruces en aspa. Es decir, para el que no está acostumbrado, resulta un poco apabullante. No me extraña que Tokio sea la ciudad de los neones, porque teniendo en cuenta la cantidad de posibles clientes que los ven a diario esperando que se ponga la luz verde, debe ser uno de los medios publicitarios más directos y provechosos.

Nuestro hotel era el Park Hyatt, donde se rodó la película de Lost in translation, que está situado en el distrito de Shinjuku. Es uno de los barrios más vivos de la ciudad, con hoteles de lujo, tiendas, oficinas y montones de rascacielos. Decidimos comenzar algunas rutas sin prisas. pensamos que debido a lo grande que es la ciudad, verlo todo era prácticamente imposible, y eso que estaríamos en la capital casi una semana, pero nos sentíamos un poco sobrepasados por las dimensiones, los edificios, la gente, etc, así que pensamos que lo mejor era tomárselo con calma.

Visitamos Harajuku. En la guía de viajes que habíamos comprado, decía que la policía ya no permitía a los jóvenes, vestidos tipo la familia Monster, reunirse allí, pero la verdad es que el domingo por la mañana había cientos de ellos ¡genial!. Si observas la foto, más que la chica del primer plano, la que está al fondo a la derecha parece sacada de una película de miedo con esa cara tan blanca, esa ropa y ese gesto. Visitamos un templo meijí y tuvimos la suerte de ver una pareja de novios que iban a casarse al templo. Ella iba vestida con kimono y la cara muy maquillada, él con una falda larga por los pies de rayas blancas y negras, una especie de quimono corto negro y un abanico. Junto a ellos iban sólo 4 o 5 personas. No sé si es que tenían tan pocos invitados o que las bodas allí son así. Hasta pasado un buen rato no nos dimos cuenta que eran una pareja de novios, sino que pensamos que estaban rodando un anuncio y comenzamos a seguirles. Lo que no supimos es si habían ido en coche o en metro. Aunque dudo que el moño que llevaba ella hubiera aguantado las aglomeraciones de los vagones de metro.

Justo al sur de Harajuku se encuentra Shibuya, la zona donde se reúnen los jóvenes en Tokio. Un atractivo de esta zona son los Love Hotels (hay bastantes por allí). Nos habían contado que son pequeños hoteles donde van las parejas a pasar un rato. Algunos están decorados como un dormitorio de un palacio árabe, otras como un castillo, etc supongo que para dar vidilla al asunto. Fui incapaz de convencer a mi marido para que entráramos en uno para verlo con nuestros propios ojos. Eso si, cuando visitamos Akihabara era yo la que me sentía incapaz de que saliera de las tiendas y tiendas y tiendas que hay de todo tipo de cachivaches electrónicos. Incluso a mí, que no me gustan nada esos aparatos, me pareció una visita sorprendente.

Kyoto es también una ciudad fascinante: el templo Kiyomizu, el barrio de las geishas (Gion), el pabellón dorado, el castillo Nijo, la estación de Kyoto, el pabellón de Plata y el palacio Imperial. De todo, lo que más me gustó fue Gion, con las geishas caminando por las calles vestidas con sus quimonos. Nunca pensé que podían ser chicas tan jóvenes. El guía insistía mucho en recalcar que las geishas no son prostitutas, creencia que se tiene en occidente sobre ellas. Cuando todavía no son profesionales se llaman maiko. Lo que no entiendo es por qué llevan la cara maquillada de blanco y no se maquillan también las orejas, porque el efecto es de una persona que ha tardado poco en arreglarse y ha olvidado esa zona. Aunque no quiero ni pensar cuanto tiempo tardan en maquillarse y en hacerse esos complicados peinados. El barrio de Gion discurre paralelo al río y está increíblemente bien conservado, con sus casas antiguas de madera y multitud de templos. Incluso venden en algunas tiendas una especie de incienso que según dicen los comerciantes es el aroma exacto de Kyoto, aunque cuando lo encendimos en casa, no tenía ningún olor característico que nos recordara Gion.El balance de nuestro viaje fue muy positivo. es una cultura tan diferente a la nuestra, desde la comida hasta las costumbres más simples, que saboreamos el viaje del primer al último minuto. Creo que la japonesa es una cultura admirable en muchos aspectos. ¿Que es un país caro? pues sí, aunque siempre puedes encontrar restaurantes de comida rápida con precios más o menos normales. ¿Que la sociedad japonesa es rara? Pues también, pero creo que eso precisamente es lo mejor de los viajes, abrir un poco nuestra mente y aceptar otras culturas y sociedades tal y como son, sin odiosas comparaciones.

top

Japón es más que una nación superpoblada, más que el ingenio para diseñar artilugios electrónicos cada vez más pequeños, más que todo eso. Me ha alegrado mucho leer en la sección de libros y películas, títulos con los que yo he disfrutado. Algunas películas japonesas poseen el increíble encanto de la serenidad, son amables. Unas veces con argumentos complicados y otras con episodios que para la mayoría de nosotros pasan inadvertidos día a día, hay muchas películas japonesas que me transmiten ese sosiego, esa amabilidad.

Creo que Japón posee el equilibrio perfecto entre la ciencia, la investigación y la innovación por un lado, y por otro el sosiego, la calma y el saber plasmar cosas sencillas y transmitir esa armonía.

Estuve en Japón el año pasado. Puedo decir que de Tokio conozco el aeropuerto y poco más. Como gran urbe no tenía demasiado interés para mí. Viajé hasta Kyoto, que incluso me pareció demasiado masificada y llena de turistas. Me alojé en un ryokan cercano a Kyoto, enclavado en un escenario impresionante. No disponía de grandes lujos, pero creo que debido a esa sencillez de la que antes hablaba y que caracteriza a los japoneses, lo viví como el hotel más lujoso y elegante del mundo.

Supongo que ese sentimiento de paz se puede tener en muchas partes del mundo, pero fue en Japón donde me pareció que todo estaba unido por hilos invisibles de armonía, y que nada resultaba chirriante o fuera de lugar allí. A mi vuelta, contaba a algunos amigos que asistí a una ceremonia del té con auténticas geishas. La ceremonia duró aproximadamente 3 horas. Para cualquier persona que no haya vivido esa experiencia, podrá parecerle que 3 horas para saborear un líquido verde es demasiado, pero hay que vivirlo allí, observar sus movimientos, la elegancia con que mueven cada objeto, sus gestos, sus miradas. Parecía que en cualquier momento esa diminuta japonesa se iba a quebrar o iba a desaparecer.

Seguramente me perdí muchas cosas de Japón, pero me siento un poco abrumado ante una tecnología tan espectacular, y quizá disfrute más con cosas mucho más sencillas. Visité Yaizu, Nigata, Sendai y Takamaya. De este viaje me quedó un agradable sabor al inolvidable té verde y a una gratificante sensación de paz.

top

He tenido la suerte de visitar en varias ocasiones ese fascinante país, de trabajar en empresas niponas con compañeros japoneses. Hasta que no fui a Japón por primera vez no pude descartar todas las ideas preconcebidas que sobre los japoneses tenía. He disfrutado en mis viajes de su cultura, de su gastronomía y de su gente. Viajar es una de las lecciones más importantes de la vida, viajando se amplían horizontes y aprendemos a respetar otras culturas y, sobre todo, otras costumbres. He viajado a lo largo de ese maravilloso país y he encontrado muchas más cosas positivas que negativas.

Quizá por lo que decía antes, a España nos llegan noticias de ese maravilloso país por su alto grado de provocar curiosidad, no porque sean realmente importantes. Muchas veces, viendo la televisión, nos informan que en Japón han creado un robot que toca la trompeta o un lapicero microscópico que hubiera hecho las delicias de James Bond. Poco a poco nos vamos formando la idea de que los japoneses son, digamos, raros. ¿Raros?, ¿por qué?, ¿por ser diferentes a nosotros?. De hecho, en España o cualquier país occidental tenemos costumbres extrañas para ellos. ¿Qué pensarán los japoneses cuando vean los encierros de San Fermín?. Cada país hay que respetarlo sin excusas, sin medias tintas. Y creo que ahí, en esas pequeñas rarezas que cada país tiene radica la riqueza de la diversidad.

Este ultimo año, Japón ha escrito ríos de tinta en occidente debido al fenómeno de los Hikikimori. Traducido al español, la palabra que define a un grupo reducido de personas, significa aislamiento. Se trata de personas que voluntariamente se aíslan de la sociedad :amigos, colegio,estudios, etc para hacer de la habitación de su casa una especie de convento de clausura.

Desde pequeños, los niños japoneses se encuentran inmersos en una sociedad muy competitiva que cada día les exige más y más. Ya desde el colegio deben pasar difíciles pruebas para acceder al nivel siguiente. Cuando acaban la enseñanza secundaria, se preparan para su exámen de ingreso a la universidad, exámen que a veces preparan durante más de un año por su elevada dificultad.

Los denominados hikikimori no salen de casa, no salen con amigos (si es que no los han perdido todos), evitan cualquier relación que los comprometa socialmente. Dedican su tiempo a dormir, a jugar con la videoconsola o a ver televisión. No se relacionan con nadie y se vuelven ariscos y a veces, incluso agresivos.Por otra parte, los padres, avergonzados por la situación que vive el hijo intentan ocultarlo a familiares y amigos. No ofrecen una terapia alternativa para así salvaguardar su secreto, que grita como una gran mancha en el libro del honor de la familia. Por eso, muchas veces ni siquiera reciben una terapia idónea para corregir ese comportamiento.

Los expertos diferencian a los hikikomori de los que padecen agorafobia, pero ¿cuántos hikikomori realmente existen?, ¿cuántos llegan a desarrollar un comportamiento tan agresivo que los lleve a cometer crímenes contra terceros?Dejémonos de estereotipos. Japón es una nación con casi 130 millones de habitantes. Con esa población es relativamente normal que exista gente catalogada de "rara", pero ¿qué porcentaje representan?, ¿contribuirá esto a alimentar la idea equivocada de que los japoneses son raros?, ¿acaso no tenemos nosotros amigos, conocidos, familiares de los que hemos comentado más de una vez:¡Qué rarito es! ?. Japón es mucho más que robots que hacen cosas estúpidas, niños que se dan tortazos como ningún otro del planeta y que nos enseñan en programas de televisión para provocarnos risa, más que los hikikimori. Viaja a Japón y disfruta de ese admirable país rico en cultura, y si algo has de olvidar en tu equipaje, que sean los estereotipos.

top

Mi primer viaje a Japón fue en 1995, y desde entonces me ha enamorado. Al principio me sentía sobrepasado por la alta tecnología japonesa, por los ingeniosos artilugios que cada día inventan. Poco a poco me fue cautivando su historia, y, sobre todo, sus tradiciones. Siento curiosidad por conocer en qué forma algunas de ellas han conseguido perdurar en el tiempo y no ser borradas de un plumazo por la alta tecnología japonesa. He disfrutado en varias ocasiones de ciudades como Tokio, monstruosamente grande, de Yokohama, de Osaka. Pero fue en Kioto donde encontré muchas de las raíces históricas de Japón aún vivas. Conste que nosotros, los turistas, desvirtuamos un poco el sentido de la ciudad, ya que invadimos con nuestras cámaras de fotos y mochilas, escenarios que parecen sacados del siglo XII. Es paradójico ver a las geishas caminar por las calles de Gion acribilladas por los flashes de los turistas. Ha sido ese mundo, el de las geishas el que más me ha fascinado. Es difícil llegar a comprender como mujeres del siglo XXI pueden seguir tradiciones de hace siglos, cultivar artes como la poesía y la música y estudiar el arte de la compañía sin connotaciones sexuales y al mismo tiempo convivir con teléfonos móviles de última generación, portátiles de mínimas dimensiones o coches del futuro con todo tipo de adelantos.

Las geishas han existido desde la historia temprana de Japón. Sus precedentes eran el Saburuko y el Shirabyoshi, que datan de principios del siglo XII.

En aquéllos tiempos, era tal la precariedad económica por la que atravesaban algunas familias, que sus hijas se veían abocadas a la prostitución para sobrevivir. Muchas de ellas pertenecían a las clases más bajas, pero había entre ellas otro grupo que habían sido perfectamente educadas y tenían mucho talento. Este segundo grupo era a menudo invitado a las reuniones de la alta sociedad de aquellos tiempos para entretener a los invitados con su conversación y su dominio de la danza o la ceremonia del té.

En seguida comenzó a valorarse a este tipo de mujeres y era requerida su presencia para cualquier evento importante. Las familias de clase alta se sentían honradas cuando una de sus hijas se unía a este grupo, ya que eran muy valoradas socialmente. Lejos de la idea que siempre se ha tenido sobre las geishas en occidente, las familias consideraban que tener una hija geisha era todo un honor, ya que no tenían nada que ver con las prostitutas, no formaban la élite de la prostitución, sino que se convertían en mujeres refinadas y cultas.

Se tiene constancia que a finales del siglo XVI se construyó la primera casa de geishas en Kyoto, basándose en los “cuartos del placer” chinos.En el siglo XVII, cuando ya habían proliferado estas casas, se decidió construir un barrio en Edo (antiguo nombre de Tokio) donde se agruparan todas. El negocio era floreciente, y surgió la necesidad de regular su proliferación. En un principio se destinaban los peores terrenos de la ciudad o los que eran improductivos para la construcción de estas casas, y se crearon una serie de normas para las personas que en ellas vivían.

Con el tiempo, estas casas comenzaron a cultivar el arte en todas sus formas, lo que trajo consigo que florecieran alrededor de ellas otros negocios y viviendas.

Existían diferentes clases de cortesanas, entre las que destacan las Tayuu, el más alto grado al que una joven podía aspirar, seguidas por las Koshi-Joro y las Tsubone-joro. Muchas hijas de samuráis entraron en estas casas y escuelas, lo que elevó notablemente el nivel cultural y artístico de las mismas.Sobre el siglo XVII se tienen las primeras noticias de las geishas, palabra derivada de Geiko, que originalmente eran hombres. Durante esta época fue cuando comenzó a hacerse popular el shamisen, un instrumento de cuerda utilizado habitualmente en el teatro. Las nuevas geishas comenzaron su estudio, y deleitaban a sus invitados con éste. Debían respetar algunas normas, como no usar ropa llamativa, no salir de la escuela sin permiso, etc. Este estricto control se hizo muy efectivo para así preservar el buen nombre las casas de geishas.

Si en un principio prostitución y geishas eran conceptos unidos, pronto se diversificaron ambas corrientes. Las geishas siguieron el camino de la música, la danza, la poesía y el arte de conversar. La última vez que estuve en Kyoto tuve la oportunidad de pasar una velada con una maiko. Consistía en una cena ligera y una demostración de danza. El precio, 400 €, me hace pensar que hoy en día la profesión ha desvirtuado en un negocio turístico, por lo que no me extraña que muchas chicas hoy en día quieran seguir siendo geishas, ya que los ingresos deben ser astronómicos.

top

El viaje a Japón lo realizamos con la compañía aérea japonesa, JAL (Japan Airlines), con lo que el viaje sale más económico. Además, los aviones japoneses resultan ser mucho más avanzados tecnológicamente que los europeos que conocemos (y no podía ser menos, ya que Japón es la cumbre de la tecnología): en el cabezal del asiento delantero se encuentran unas pantallas personales en las que se pueden ver películas de estreno en varios idiomas y subtítulos, así como varios juegos tipo tetrix o los marcianitos; un canal en el que se ve todo el tiempo la perspectiva del piloto; las instrucciones de seguridad el avión... e incluso unos cursillos rápidos de japonés básico. Esta pantalla individualizada se maneja mediante un mando que por un lado es una mezcla de mando de televisión y de Play Station y por el otro lado es un teléfono para que puedas realizar cualquier llamada, previo pago con la tarjeta de crédito introduciéndola en una ranura del mando. Las azafatas eran muy atentas y amables y no se daban aires de grandeza.

Para desplazarnos desde el aeropuerto de Narita hasta nuestro hotel, en el centro de Tokio, tuvimos que canjear los tickets del “Airport Limusine”; que resultó ser un autobús que nos dejó en la puerta del hotel una hora y media después. Pero merece la pena estar despierto los últimos treinta minutos porque es una buena oportunidad para ver a grandes rasgos la ciudad; especialmente la bahía, la famosa noria de Tokio.

Esa tarde decidimos no alejarnos demasiado del hotel, por lo que visitamos la zona más pija de la ciudad, el barrio de Ginza, que se forma en torno a dos calles perpendiculares en las que se encuentran tiendas tan inasequibles e internacionales como Gucci, Chloè o Bulgary,... además de algunas tiendas norteamericanas como MAC, Tiffany&co., Gap, Banana Republic o Barneys New York. Así que se puede decir que esta zona es una mezcla entre los inmensos edificios de hormigón de Nueva York y los gigantes y llamativos carteles luminosos de Hong Kong. En esta zona se encuentran algunos restaurantes occidentales; por ejemplo, nosotros encontramos uno español llamado “El Chateo” en el que pudimos degustar verdadera comida española por un precio bastante razonable. A escasos metros de este restaurante se encuentra el edificio Sony, en el que podrás ver y comprar las últimas novedades de la prestigiosa marca japonesa de electrónica. Volvimos al hotel andando al lado de la vía del tren; bajo la que hay multitud de restaurantes para cenar.

Los japoneses visten con elegancia y gusto.(Además les encantan las marcas y es común ver bolsos de Gucci y LV). Por las mañanas una masa de hombres trajeados y mujeres con falda y tacones salen del metro con serio semblante dirigiéndose al trabajo; pero esa cara de pocos amigos que ponen no debe ser motivo para no atreverse a preguntarles por una dirección o cualquier cosa, ya que nada más dirigirles la palabra la transforman en una alegre sonrisa dispuestos a hacer todo lo que puedan por ayudarte. Nosotros una vez preguntamos a dos muchachos que iban andando por la calle y el uno le dijo al otro que se fuera, que ya se verían luego porque nos iba a acompañar a la dirección que le habíamos preguntado; por supuesto le dijimos que no hacía falta y que simplemente nos señalara la dirección en la que debíamos caminar; en otra ocasión, un guarda, sin decirnos ni una palabra (ya que no hablaba nada de inglés, como la mayoría de los japoneses), nos dibujó un mapa de cómo se llegaba al embarcadero,...

TOKIO 14.08.06.

Los establecimientos en los que ofrecen desayunos abren a las 7:30 de la mañana, así que se puede decidir tranquilamente en cuál de ellos apetece comer sin necesidad de pagar el excesivo precio de desayunar (o almorzar) en el hotel, ya que en los restaurantes dan desayunos occidentales por un precio mucho más asequible. Desde la recepción del hotel nos ha llevado un autobús hasta la Terminal de autobuses ( que por cierto fue diseñada por un norteamericano, un signo más que demuestra lo fascinados que están los japoneses con los estadounidenses), donde con el resguardo de la excursión te dan un ticket y una pegatinita identificativa para que a continuación te montes en otro autobus lleno de otros tantos turistas.

De camino a la Tokio Tower, la guía nos ha contado alguna que otra cosa interesante, como que en Japón el número de la mala suerte no es el 13, sino el cuatro, que significa muerte, y el nueve, que significa sufrimiento. La Torre de Tokio es la más alta de Japón, con sus 333m tiene cierto parecido a la Torre Eiffel. Desde su mirador puede tomarse una panorámica de la ciudad; aunque el principal uso de esta torre no es tanto turístico como de telecomunicaciones, sobre todo de televisión. En el piso bajo hay dos rectángulos de unos 2m trasparentes en el suelo para que puedas ver lo que hay bajo tus pies.

La siguiente parada era el palacio imperial, y mientras llegábamos la guía nos contó que el que no viéramos demasiado japoneses por las calles se debía a que estábamos en as fiestas del Obon y por tanto, durante alrededor de una semana los japoneses se marchaban a sus pueblos a visitar a sus difuntos o se quedaban en casa, recordando la importancia de estar en familia. Dijo que los japoneses no son muy religiosos, que les encantan las fiestas religiosas porque están de fiesta y celebración. Además, a lo visto, nacen sintoistas y mueren budistas, de hecho no diferencian mucho una religión de otra puesto que durante mucho tiempo estuvieron unidas. En el palacio imperial sólo viven el emperador y la emperatriz que se casaron un año después de que se terminara de construir la Torre de Tokio, a través de la que retransmitieron la ceremonia nupcial. La muralla que rodea al palacio fue algo derribada para favorecer la extensión de la ciudad de Tokio.

La tercera y última parada (para nosotros, puesto que la siguiente nos la saltamos ya que se trataba de un lugar de cultivo de perlas) fue Asakusa, barrio donde se encuentra el Kanron Temple y a continuación el Nakamise Shopping Arcade con puestos de comida y bebida y souvenirs. No lleva mucho tiempo ver esta zona, así que pronto nos dirigimos en metro a Akihabara, donde se encuentra la denominada “calle eléctrica” donde se pueden encontrar aparatos electrónicos novedosos en Europa a buen precio, el problema es que en la mayoría de los establecimientos sólo trabajan con software japonés y no aseguran que funcionen con el europeo. Estas tiendas son las únicas que permiten regatear en Japón y muchas de ellas son Dutty Free. En esta zona comimos nosotros tres por unos 2000 yenes que son poco más de 12 euros.

NIKKO 15.09.06.

De nuevo a través de la central de autobuses, hemos cogido uno para hacer la excursión de Nikko, que se encuentra a unas 3 horas de Tokio. Primero vimos la zona de templos Toshogu Shrine (World Heritage) que se parece mucho a las pagodas chinas. En todos estos templos de Yomeinon Gate ( que si pasas por debajo quedas bendecido espiritualmente) , Five Storied Pagoda (de las cuales las cuatro primeras son de estilo chino y la última de estilo japonés), Nio Mon Gate (por donde hemos pasado al templo principal) y Carved 3 monkeys (donde está dibujada la historia de los 3 monos que tienen tapados la boca, ojos y orejas), se combina la religión sintoista y budista, llegando a mezclarse en un mismo templo. Para rezar en los templos sintoistas dan dos palmadas, hacen dos reverencias y vuelven a dar otra palmada.

 
 
Diario de G
Japón 2006
 
Madrid 120806
 
Salida hacia París con Air France, azafatas lejanas y cuz cuz. Afrontamos a las cinco de la tarde una docena larga de horas reales, legales son más, en un magnífico avión de Japan Air Lines (JAL). En todas las clases y en cada asiento hay una pantalla con un mando que incluye consola individual de juegos, películas actuales a elegir (en inglés subtituladas en japonés o viceversa), cámara web para ver qué pasa fuera del avión. Las luces desaparecerán a la vuelta al pasar sobre Siberia.

Una azafata italiana, Bárbara, se hace cargo de nosotros con exquisita amabilidad. Su español es bueno y el servicio de toda la tripulación del avión, ideal. Juro que no tengo acciones en JAL. Los viajeros tienen tiempo para ver las cinco películas. Algunos pasajeros se pasean, al apoyarse en las cabeceras de lo asientos despiertan a los de sueño más ligero. Unas japonesas cubren su boca como los cirujanos para dormir.

 
Llegada a Tokio por la tarde. La precisión y puntualidad japonesa se inician ante los ojos de los viajeros. Se alojan en el Hotel Shiba Park, a donde les ha llevado la limusina del aeropuerto en un trayecto de una hora. No se hagan ilusiones, es el pomposo nombre que dan a los autocares del aeropuerto. Cuando el conductor llega al punto de salida con puntualidad pasmosa, los limpiadores y organizadores del embarque y maletas le hacen una reverencia. El personal del Hotel es agradable y atento, muy por encima de las habitaciones. Los viajeros consiguen mapas en recepción y magníficas explicaciones de cómo llegar a los sitios. La habitación, en la sexta planta, para no fumadores, deja que desear.
En muchas calles está prohibido fumar. Lo indican en el suelo de las aceras. La ciudad está limpia como la mayor parte de los japoneses y sus choches. Las mujeres salvan la blancura de su piel con paraguas. Todos llevan una toallita pequeña con la que se enjuagan el sudor de un país húmedo. El cielo está nublado.
 
Nikko 150806
 
Inician los viajeros un viaje de tres horas en autobús hasta Nikko, patrimonio de la humanidad. Es un hermoso conjunto de templos budistas, algo repetitivos para quien conoce China pero mejores. También hay sintoistas, quienes rezan inclinando la cabeza, dando dos palmas, y  otro cabezazo. Los templos, como casi todo el país, están en armonía con la naturaleza. Comemos junto a un lago donde navegan barcas con forma de patos y helicópteros. Visitamos una cascada que drena el lago. Junto a ella los ingenieros explican minuciosos en buen japonés el sistema para reducir la erosión. En el viaje de vuelta vemos monos, muy similares a los mandriles, esperando comida junto a la carretera.
 
Tokio 160806
 
Una largísima por desorientada caminata nos lleva a la bahía de Tokio. Un vigilante nos hace un mapa preciso, sin hablar, que nos lleva al barco. Atentos a las pantallas de salida para no confundirse. La nave tiene dos escalas, en el parque de atracciones y en el acuario. Bajamos en el segundo que es travesía más larga. Los cargueros amontonan contenedores ante la proa de las patrulleras de la Guardia Costera, que lleva la identificación también en inglés. Un pájaro adelanta el barco volando a pocos centímetros del mar. Poco después estamos en el magnífico acuario donde coinciden todo tipo de habitantes del mar y japoneses. Un medidor muestra al curioso la carga electrica de las anguilas. Otro pasillo permite ver nadar a mantas, tortugas, tiburones y peces de colores sobre la cabeza de los viajeros y cientos de japoneses, a los lados.
Una eficaz y ordenada cola japonesa nos permite abordar el barco y volver al punto de la Bahía más cercano. Si la ida hasta el mar han sido horas, la vuelta son minutos.
 
Monte Fuji 170806
 
Contrataron los viajeros una excursión al Monte Fuji en un centro de distribución de turistas de eficacia japonesa. En la quinta estación de la montaña sagrada contemplan ceremonias religiosas insólitas, con arquero y tambores. Conseguimos el cascabel pero no logramos ver la cima, envuelta en brumas. Es agosto y llueve. ¿Existe el monte Fuji más allá de las postales? Comida en el Highland Resort, resuelta en media hora. Dios nos bendiga con camareros nipones. Damos un garbeo por el lago Ashi con posterior subida al teleférico en una cumbre entre brumas donde hay cerrado un templo sintoista. El paisaje que pugna con jorones de nubes es muy bueno. A los pies del teleférico, tiendas muy bien organizadas y amplias. A destacar la caja que tiene combinación, moviendo piezas, para poder abrirla, no aptas para Alejandro Magno.
La carretera, como muchas en Japón, es de dos carriles y doble sentido pero nadie toca la bocina. Los viajeros se alojan en el Hotel Kousakien, en la prefactura de Hakone, una de las 47 provincias del país. Japón  es la quinta parte de España y hay 125 millones de japoneses. En los cajones de la habitación hay yukatas, ligeros kimonos de verano. Cenamos sushi en un amable y pequeño restaurante del hotel, sito en medio de la naturaleza. Una señora mayor nos sonríe y bebe sake en la barra junto a nosotros. Los restaurante del hotel no son baratos pero no hay muchas alternativas. Está situado en medio del campo. Es recomendable un paseo por los jardines.
 

Inuyama 180806

Cogemos un tren bala que nos lleva a Nagoya. Los revisores en cada vagon hacen una reverencia quitándose la gorra o tocando la visera antes de pedir los billetes enguantados en blanco. Cada detalle, una cortina corrida, un asiento inclinado, es arreglado por estos personajes entre parada y parada. En la estación de Nagoya los policías están subidos a pedestales con gesto serio. La ciudad tiene dos con dos millones de habitantes. En la estación abundan colegialas de uniforme con aspecto buscado de lolitas. Otro tren de cercanías nos deja en Inuyama, el monte del perro.
En Inuyama descendemos en barca 13 kilómetros del río Kiso. La barcaza la dirige un batelero y su ayudante. Arrojan comida al aire a los halcones que la cogen en vuelo o sobre el agua. Los rápidos empapan a los viajeros. Es un paseo divertido y comunal.
También de allí salen las primeras carrozas típicas del festival de Inuyama, arrastradas por hombres, lejanamente similar a la Semana Santa pero sin sentido religioso.
Por la noche partimos en barca a ver ukai, la pesca con cormorán. Estos pájaros van nadando y pescando, atados a la embarcación con dos cuerdas: una ciñe su cuello y otra su garganta. Las ves van pescando y pueden tragarse los peces pequeños pero no lo grandes, que los pescadores extraen de sus gargantas, antes de echarlos otra vez al río. Laa borcas llevan colagda ante la proa plana una chispeante hoguera, que junto a los golpes en el fondo de la barca, aturden a los peces dormidos.
Nos ofrecen una cena japonesa tradicional, sólo apta para vegetarianos y audaces del paladar. La comida japonesa, excepto algo el soshi, no tuvo éxito entre los viajeros.
 
190806 Nagoya
 
Comienza el día con la visita, en el camino, al museo Toyota. En esa parte del viaje coincidimos con una pareja de indios afincados en Bostón, él es cirujano y ella psiquiatra. Ambos, más ella, manifiestan su fervor en los templos budistas que salpican Japón. En el museo creado en honor del señor Toyoda, vemos la evolución del telar manual al informatizado. En realidad, la principal variación de la tejedora es la fuente de energía. El museo del señor Toyoda, muerto en 1930, exhibe los nuevos adelantos, robot y transporte personal incluídos. La d del apellido Toyoda fue cambiada por una t en la empresa Toyota por no sé que extraño significado del apellido original.
Visitamos hacia Nagoya el centro de cerámica Noritake. Las mágníficas piezas que vemos haciéndose en la exposición están ausentes de la tienda. Tras la Segunda Guerra Mundial, la empresa dejó de firmar sus piezas en la porcelana de exportación, mientras exhibía otra de "Japón ocupado".
Los viajeros llegan al castillo Nagoya.Visitando sus salas los viajeros se cruzan con jóvenes ataviados de arqueros tradicionales que pertenecen, evidentemente, a alguna escuela. Son chicos y chicas que portan sus armas en largas fundas de cuero cerradas.
Llegamos a Kioto en tren bala y nos alojamos en el Hotel Nuevo Miyako. Está situado enfrente de la estación con variadas y apetitosas alternativas al restaurante del hotel: cada desayuno a 2.500 yenes por persona.
 
200806 Kioto
 
Por la mañana visita guiada en inglés Primero al palacio Ninomau, una sucesión de salas japonesas donde el señor recibía a unos y a otros según su estatus. Las salas ahora están llenas de maniquíes sobre un fondo de pinturas que está prohibido fotografiar: tigres en su mayoría.
Bajo el suelo, unas bandas de metal hacen que al andar por los pasillo el suelo haga un ruido semejante al trinar de un pájaro, más con meta defensiva que ornamental. Después recorremos el parque donde está el pabellón dorado Kinkakuji.
Comemos bien en la planta superior de unos almacenes bien provistos de souvenirs para turistas. Marchamos hacia el parque Nara. Allí los ciervos acosan a los visitantes en busca de comida. Venden galletas y alguno da de comer a los animales que ya no le abandonan en un rato largo. En el parque se encuentra el templo Todaiji, digno de verse con sus excelentes estatuas de Buda.
 
 
210806 Hiroshima
En el año 18 del reinado del emperador en curso nos trasladamos en los rápidos y cómodos trenes japoneses a Hiroshima. Comenzamos el recorrido embarcando hacia Miyajima, una isla que ostenta una tori en el mar, uno de los símbolos de Japón. El entorno es agradable y verde y también hay ciervos por doquier. Nos piden que no les demos de comer para que vuelvan a su habitat en los bosques. El santuario Itsukushima es una serie de edificaciones, elevadas sobre el borde del mar, muestran el sentido religioso de la existencia. En el entorno hay tiendas donde encontrará buenos precios para comprar y para comer.
Embarcamos en barco y minibus para llegar al parque de Hiroshima. Allí, el seis de agosto de 1945 los Estados Unidos arrojaron la primera bomba atómica de la Historia. La acción la ejecutó el bombardero Enola Gay y el artefacto había sido bautizado como Little boy. Es impresionante, tanto que un anciano norteamericano se niega a entrar. En las salas sobrecogedoras no hay un ápice de resentimiento contra los Estados Unidos. De hecho, algún visitante luce las barras y estrellas en pañuelo de cabeza y camiseta. La tolerancia de la ciudad es infinita. Hoy es una urbe moderna, reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial, como tantas cosas en Japón. Cuenta con una red de tranvías fáciles de usar y donde se pagan al bajar 150 yenes.
Los viajeros se instalan en el Hotel Gran Vía de Hiroshima, junto a la estación de tren. La ayuda y la orientación que da el personal del hotel es eficaz y atenta. El viajero sale siempre con más de un plano.  
 
220806 Kurashiki
 Llegamos en tren bala a la ciudad, unos 400.000 habitantes, famosa por el arte moderno occidental que promovió el mecenas Ohara. En las salas hay incluso una obra de El Greco, esculturas de Rodin y hermosos cuadros de autores nipones.
Es una ciudad bonita, de casas bajas y la leyenda de un niño que salió de un melocotón encontrado en el río. Junto a la corriente se despliegan los artesanos en un agradable paseo ribeteado de casas tradicionales. Comemos con unas amables mujeres de Oñate. 
El tren lleva a los viajeros al Hotel Gran Vía de Osaka, la tercera ciudad en importancia y con perfil cosmopolita.
 
230806 Osaka
 Inicio de la mañana en el Café de Clever, donde desde la seis de la mañana hay dulce y salado para desayunar. Ascendemos a unas torres dobles que nos ofrecen una magnífica panorámica de la ciudad. En las plantas de abajo hay dos salas de cine. Las escaleras que suben el último tramo tienen un toque de Kubrik. Sobre las torres, más allá de los cristales, la sensación es agradable. Una exposición reproduce un mercado tradicional con muñecos oscuros.
 
240806 Kioto
 El tren nos lleva a Kioto. Allí cogemos un taxi. Los profesionales del volante son honrados hasta la sorpresa. Llegamos al riokan, hotel tradicional nipón, Yachillo. No nos dejan entrar hasta las 15 horas aunque la salida es a las 11. Acogen nuestras maletas y los viajeros visitan la zona cercana de templos y escuelas zen, marcadas por el agua y la naturaleza. Descubren el centro internacional y comen en un amable restaurante de gusto exquisito, vistas espléndidas y factura modesta que no rebaja el servicio ni la vajilla. 
Kioto es una ciudad baja, sin rascacielos y más humana. La cena en la casa tradicional la hacemos ataviados a la japonesa, con kimono y yukata. Aunque la cena es detestable para el gusto occidental nos divertimos con la etiqueta nipona. Acabada la cena es el momento de decir que el desayuno lo prefieren occidental o se encontrarán lo mismo por la mañana.
Al regresar a la habitación los colchones ya están extendidos sobre el suelo.
Al día siguiente, recibimos una clase de caligrafía en el centro internacional de Kioto. Son exclusivamente mujeres, una de ellas coreana. Hacen pinturas en tonos de gris pero los viajeros eligen la caligrafía. Todas se vuelcan en ellos. La clase es gratis y pagamos 60 yenes por el papel y la tinta que usamos. Nos enseñan también a lavar los pinceles. Luego marchamos al mercado del día 25, que tiene lugar en torno ese día del mes a los templos.
De regreso al riokan, donde han sacado las maletas de nuestra habitación, nos buscan un taxi y nos lleva a la estación. El taxista no deja de hablar por el móvil. Cuando llegamos nos indica qué tren debemos tomar y de qué vía parte. ¡Eso es lo que hacía hablando por teléfono! Cogemos el tren que parte a los pocos segundos de subir nosotros. Viajamos con el interrail nipón y no hemos reservado asientos. Hay vagones específicos para esos viajeros.
250806 Kanazawa
La llegada a la estación es muy bonita, con una tori de madera que parece sujetar el techo moderno, cristal y acero, de la estación. Un vigilante tira el cigarro que acaba de encender para llevarnos hasta la puerta del hotel por el que preguntamos. Le doy otro cigarro que tengo que obligarle a coger. Los viajeros visitan los parques y jardines del centro de la ciudad. Son hermosos y llenos de vida invertebrada. El paseo es relajante y dispone de miradores estudiados para dar las mejores vistas. Los jardineros trabajan sin descanso con la cabeza oculta tras una larga visera de paja, que les da aspecto de patos, sujeta con un pañuelo.  
A la vuelta recorremos un mercado donde abunda el pescado fresco y la verdura. Luego otro fuerte de construcción similar a los ya vistos.
Al día siguiente llegamos a la zona de gueisas. La televisión coreana entrevista a Eva. Somos los únicos occidentales de la zona. Los jardines de las casas de las gueisas son más pequeños que los ascensores de El Corte Inglés. Las pinturas de las puertas son de un gusto exquisito.
En la estación de tren recibimos el eficaz auxilio de un voluntario y la amabilidad de una taquillera de JR. Ello nos permite reservar asientos hasta Tokio, aunque sólo hay plazas en vagones de fumadores por lo que se excusa la encargada de hacer la reserva. El viaje es idéntico. Los revisores con el mismo comportamiento, la vendedora de comida y bebidas con su carrito de avión. También hemos de hacer un trasbordo que se ve facilitado por las pantallas de la estación.

top

 

Los pasados meses de septiembre y octubre, he vivido una experiencia extraordinaria: he sido participante junto con otros ocho representantes españoles en el doceavo programa del Barco de la Juventud Mundial organizado y pagado por el gobierno japonés. Cada año durante doce programas consecutivos el gobierno japonés ha congregado aproximadamente a 120 jóvenes japoneses y unos 150 jóvenes de unos 17 países del mundo, de entre 20-30 años, en un crucero especial, a bordo de un trasatlántico llamado Nippon Maru, donde se busca la convivencia de estos jóvenes y el intercambio cultural. Al frente de cada delegación hay una persona leader-coordinador de entre 30-35 años. Este año yo he sido la afortunada leader al frente de la delegación española.

El propósito del programa, según el gobierno japonés, es promover el espíritu de cooperación internacional, y la amistad y el mutuo entendimiento entre la juventud de Japón y de varias áreas del mundo, ampliar las perspectivas internacionales de estos jóvenes a través de la participación en diferentes actividades de intercambio que se realizan a bordo del barco, y durante la estancia en los países que se visitan, así como el estudio y discusión de diferentes áreas desde un punto de vista global. La idea es que cualquier acontecimiento que sucede en una parte del planeta afecta a otras, a veces en un efecto dominó.

Las delegaciones participantes de este año eran de los cinco continentes, y para los actos oficiales estaban siempre colocadas en el orden de las Naciones Unidas. Dichas delegaciones eran las siguientes: Australia, Bahrein, Bélgica, Canadá, Egipto, India, Japón, Méjico, Noruega, Perú, Qatar, Seychelles, Sudáfrica, España, Turquía, Emiratos Arabes Unidos y Tanzania.

Las embajadas japonesas de los diversos países participaron en la selección de las delegaciones. El programa estaba avalado por la Universidad de las Naciones Unidas, que tiene su sede en Tokio, y de la cual recibimos el correspondiente certificado al término del programa.

El eslogan elegido para este año fue "Navegando en Solidaridad para un Mundo Mejor", pero las de otros años "Sembrando las Semillas de la Armonía Mundial" y "El Puente de la Amistad en el Mundo", eran también muy elocuentes respecto al programa.

El recorrido fue el siguiente: el barco partió del puerto de Tokio, Yokohama, tras nuestra estancia en Japón de nueve días, el primer desembarco fue en la ciudad-estado de Singapur donde permanecimos casi un día mientras se rellenaba el tanque de combustible, aunque no constaba como uno de los lugares de visita oficial del programa. Seguidamente cruzamos el océano Indico, haciendo escala en las islas Seychelles, para luego dirigirnos hacia Ciudad del Cabo en Sudáfrica, tras cruzar el cabo de Buena Esperanza. A partir de allí la ruta fue de regreso, pero aun nos esperaban dos visitas tan interesantes y diversas como Tanzania, en su capital Dar-es-Salaam, y Dubai en Emiratos Arabes Unidos. Desde ahí, la última semana nos dirigimos a nuestro punto final, nuevamente Singapur, desde donde volvimos a casa, esta vez en avión.

Las actividades incluían una estancia en una familia japonesa en una de las prefecturas (provincias) de Japón. A la delegación española le correspondió visitar Ishikawa, situada en el norte, en el mar de Japón. Aunque es una provincia no especialmente importante, fue por eso mismo mas interesante, ya que nos permitió experimentar la vida en una familia japonesa normal. Allí comprobamos que Japón es la tierra del respeto y la hospitalidad. También visitamos templos, santuarios, parques, y en Tokio por ejemplo Akihabara (la ciudad electrónica) con cientos de tiendas con la última tecnología, y los últimos aparatos del mercado, siempre en versión reducida, por supuesto, y que encontraremos en España dentro de varios meses.

Algo muy especial en el programa en Japón fueron las recepciones con el primer ministro Keizo Obuchi, y en la residencia de los príncipes herederos, con los cuales conversamos amistosamente sobre la familia real española y de nuestro trabajo. Además resultó que la princesa heredera tiene una amiga española en las islas Canarias de cuando estuvo estudiando en Europa.

 

Ya en el barco, hubo una presentación nacional de cada país. España presentó las diferentes regiones españolas, con la idea de dar a conocer la pluralidad y la riqueza cultural del país mas allá de los tópicos: Galicia, Cataluña, la Comunidad de Madrid, Zamora (Castilla y León), las Islas Canarias, Andalucía y Aragón. En ella incluimos diapositivas, vídeo e incluso folklore; nos animamos a bailar sevillanas, sardana y una jota aragonesa, aunque mi compañero de jota iba en realidad vestido con traje regional zamorano, pero ¿a quién le importó?. También me gustaría mencionar especialmente la presentación nacional japonesa: las artes marciales, los tambores, el despliegue de kimonos y las danzas con abanicos. Fue interesante comprender la estética japonesa: elegancia y belleza a través de la sencillez y el equilibrio, y también su método de trabajo, que es disciplina y perfeccionismo.

A bordo hubo diferentes clubes de actividades artesanales y deportivas, pudimos aprender un poco de la difícil caligrafía japonesa, y artes marciales; también pudimos practicar la "ceremoniosa" ceremonia del te y la papiroflexia. La delegación española presentó talleres de lucha canaria y juego del palo, y por supuesto enseñamos a bailar sevillanas a los japoneses, ya que les encantan. Hubo muchos otros talleres: de diferentes danzas del mundo, canciones, ajedrez oriental, varios de trabajos manuales, como elaboración de zapatillas de cuerda, etc...

Por otra parte, un grupo de profesores de diversas universidades del mundo impartió distintos seminarios. Algunos de los temas fueron: "Estudios sobre el Oriente Medio.- Mutuo Entendimiento entre diversas Civilizaciones", "La Crisis Financiera Asiática", "Auto-estima", "Entendimiento Multicultural y de la Cultura Japonesa". Allí reflexionamos, por ejemplo, sobre como muchos de los conflictos en el mundo son resultado de un momento post-colonial en el que los pueblos quieren reafirmar su propia identidad cultural, o como muchos de los malentendidos que se producen entre diferentes culturas son mas bien debidos a la falta de conocimiento de las diferencias culturales. Por ejemplo, para la mentalidad occidental los japoneses pueden ser percibidos como gente con poca personalidad o poco sinceros, mientras que ellos pueden percibir a los occidentales como maleducados o arrogantes.

Una parte también muy importante del programa la constituyeron las sesiones de discusión en pequeños grupos internacionales. Los temas fueron los siguientes: desarrollo del potencial humano, educación, la mujer, voluntariado, globalización, conservación del medio ambiente, estilos de vida (incluyendo los temas de SIDA, drogas, amor y familia), el papel de las Naciones Unidas (incluyendo las armas nucleares), y las relaciones entre países desarrollados y en vías de desarrollo, y entre tecnología y cultura. Los comités de discusión preparaban diversas preguntas para introducir los temas; por ejemplo en educación se preguntaba ¿cuál es el papel de la educación en la sociedad? ¿cómo pueden las escuelas eliminar la discriminación racial? y en el tema voluntariado ¿por qué es el voluntariado importante en la sociedad? En el tema de la mujer se habló de los roles y derechos sociales. Afortunadamente en las comidas y en las cenas había oportunidad de seguir continuando los debates. Se podía aprender mucho si estabas abierto a ello.

Otra actividad digna de mención es la visita a bordo por una semana de dos voluntarios de las Naciones Unidas Henri Valot y Monette Rana que nos comentaron su experiencia coordinando proyectos en países en vías de desarrollo, organizando campos de refugiados o elecciones democráticas en países en conflicto. También nos hablaron sobre la posibilidad de unirnos a este cuerpo de voluntarios extendido por el mundo.

Otro de los acontecimientos importantes a bordo fue la organización de la semana de la paz. Entre los participantes japoneses contábamos con algunos de los descendientes directos de los supervivientes de la bomba de Hiroshima. Fue muy interesante conocerlos, y muy triste, a la vez, escuchar como todavía tienen miedo del peligro de los posibles consecuencias de la radioactividad, hasta en las generaciones siguientes. Llegué a enterarme de que incluso para algunas personas éstos no eran candidatos "convenientes" para un matrimonio, por estas mismas razones.

Y por supuesto también hubo fiestas: fiestas de disfraces, fiesta mejicana, fiesta del sake (aguardiente japonés), la noche árabe (solo para mujeres), donde las mujeres árabes nos mostraron secretamente sus preciosas y largas cabelleras que esconden celosamente y reservan para sus futuros maridos; y también celebramos varias "bodas" al estilo egipcio.

En cuanto al idioma de comunicación utilizado en las diversas actividades del programa éste era el inglés, pero hubo una gran oportunidad de aprender muchos términos y expresiones en japonés, swahili, árabe, francés, noruego, hindú... lo que hizo nuestro intercambio cultural mucho mas enriquecedor. La oportunidad de escuchar japonés fue muy grande, ya que algunas veces los miembros de la administración del barco necesitaban ser traducidos, y comprobamos que es un idioma fonéticamente bastante cercano al español; por ejemplo, el sistema vocálico es exactamente igual al nuestro, con los mismos 5 sonidos, pero se denominan en este orden "a, i, u, e, o".

Resumir las actividades en los puertos de escala de los países que visitamos es muy difícil pero voy a intentar comentar sobre lo que mas me impresionó.

En las islas Seychelles vivimos la naturaleza en estado salvaje. Seychelles es un país que vive en estado un tanto primitivo, y donde es admirable su preocupación por la conservación de la naturaleza. Allí se podía vivir la tranquilidad de los habitantes y su alegría. Aunque era evidente la ausencia de lujo: los tejados eran de lata, las casas de construcción sencilla y las tiendas estaban muy poco abastecidas de productos. Es un país sin pobreza, ni grandes diferencias entre pobres y ricos. Otro aspecto interesante es que hay un límite turístico, porque los seychelianos no quieren matar a su gallina de los huevos de oro, para ello conservan impecables sus playas de arenas finas y blancas, y las escasas infraestructuras hoteleras se encuentran escondidas entre su vegetación exuberante.

En Sudáfrica vivimos los grandes contrastes provocados por el apartheid. También visitamos Robben Island, la isla-prisión para los prisioneros políticos anti-apartheid que ahora se ha convertido en un museo, testimonio para la humanidad. Allí vimos la celda donde estuvo encerrado Nelson Mandela, y la tabla de comidas que indicaba la dieta de los prisioneros, con cantidades mucho mayores y una mayor variedad nutritiva según el prisionero fuera blanco, mestizo o negro. También vimos los barrios de chabolas con un millón de habitantes negros, contrastando con el lujo extremado de los centros comerciales del centro de Ciudad del Cabo, que nada tenían que envidiar a los mejores americanos o europeos. Pero lo mas impresionante fue vivir la alegría y la amistad de las comunidades negras, y su capacidad de perdón. Algunos de nuestros compañeros de la delegación sudafricana habían sido prisioneros políticos, pero este es un país que no guarda rencor, sino que allí se respira una inmensa energía, el deseo por trabajar para un futuro mejor de los negros en el país, y una prosperidad conjunta de negros y blancos unidos.

En todos los países que visitamos hubo recepciones oficiales de los gobiernos, generalmente representado por ministros de educación y cultura, alcaldes de las ciudades, y cargos similares. En Tanzania nos recibió su presidente Benjamin W. Mkapa, quien dijo que "el futuro pertenece a los jóvenes" y también visitamos un orfanato de la fundación de la Madre Teresa de Calcuta. Por otra parte, pudimos disfrutar de su folklore e increíble artesanía. Es un país en el que la pobreza es obvia, pero llevada con mucha dignidad; y además resultó ser un país interesante y amistoso.

Continuamos viaje hacia los Emiratos Árabes Unidos, a su puerto Dubai. Allí nos encontramos con un país con altos edificios totalmente nuevos en medio de un paisaje arenoso. El nivel económico es obvio, pero también lo es la defensa de sus tradiciones. También, pudimos montar en camello, vivir el exotismo árabe en las recepciones, y visitar la universidad, que esta dividida para hombres y mujeres, y que cuenta con todos los medios técnicos y profesores internacionales. A mi, por supuesto, me tocó visitar sólo la de mujeres, pero salí con una grata impresión sobre estas jóvenes estudiantes con una gran personalidad y entusiasmo en su mejora personal, dentro de sus costumbres. Todas iban de negro con el velo en la cabeza, y pudimos probar a vestirnos como ellas e incluso nos decoraron las manos con hena.

Finalmente, Singapur puede ser descrita como una ciudad de gran colorido, y una gran mezcla étnica. Una visita a sus barrios indio, árabe y chino no puede ser mas pintoresca. Además, Singapur es famosa por sus reglamentos: comer chicle esta prohibido, y es imposible encontrar en las tiendas, ya que mancharía mucho el pavimento, también puede ser uno multado por tirar un papel al suelo o por estar comiendo o bebiendo en el metro.

Por último, decir que el programa trajo jóvenes de diferentes nacionalidades y diferentes orígenes culturales, religiosos y sociales a un lugar donde vivimos armoniosamente, a una ciudad global, nuestro barco, Nippon Maru, donde los miedos y los estereotipos desaparecieron y fueron reemplazados por lazos de amistad. Ciertamente creo que este programa contribuye a la paz mundial, y que esta iniciativa del gobierno japonés debe ser apreciada. Por supuesto algunos problemas tuvieron que ser solventados, por ejemplo la efusividad de la delegación mejicana que contrastaba con la reserva de la mujer india, o árabe, el antiguo conflicto del fletán entre Canadá y España, que resurgió en uno de los seminarios sobre el tema económico y de pesca; pero lo importante es que vivimos una experiencia donde la paz mundial fue posible, donde comprobamos que las similitudes entre nosotros son mayores que las diferencias, y a pesar de nuestras diferentes costumbres y hábitos constituimos una única raza humana.(Aragob)

top

 
 
 
 
 
Japón A-Z
 
Tokio
 
Japón
 
 
otros
 
.