información general
 
mapa interactivo
información general
viajar a Japón
viaja sin arruinarte
aeropuerto
JR Pass
transporte
Japón de noche
comida
compras
festivales
Onsen
vocabulario
presupuesto
precauciones
guías gratis
en silla de ruedas
para celíacos
bonsai tour
parques temáticos
mapas de carreteras
cuentos de Tokio
el tiempo
mayoristas
 
alojamiento
 
alojamiento
el hotel más barato
ryokan
minshuku
templos
 
curiosidades
 
parque España
museos curiosos
hikikimori
navidad en Japón
supersticiones
barco de la juventud
vending machines
aseos públicos
 
cultura
 
aprende japonés
historia de Japón
ceremonia del té
geishas
manga
bodas japonesas
cocina japonesa
intocables de Japón
kimonos
bonsais
ikebana
literatura
sake
shodo
origami
jardines japoneses
colegio japonés
 
vivir en Japón
 
Japón en España
trabajar en Japón
estudiar en Japón
exámen Kanken
becas
 
deportes
 
aikido
sumo
kendo
yabusame
kyudo
karate
 
 
 
 
 
 
 
Historia de Japón

Japón fue fundado en el siglo VII adC por el ancestral emperador Jinmu . Durante los siglos V y VI , el sistema caligráfico chino y el budismo fueron introducidos junto con otras costumbres chinas a través de la península coreana o directamente desde China . Los emperadores fueron gobernantes oficiales, pero el verdadero poder permanecía generalmente en manos de poderosas cortes nobles, regentes o shogunes (gobernadores militares). Durante el siglo XVI , mercaderes de Portugal , Holanda , Inglaterra y España llegaron a Japón y fundaron misiones cristinas . A comienzos del siglo XVII , el shogunato comenzó a sospechar de las misiones, considerándolas precursoras de una conquista militar por fuerzas europeas. Como medida de protección, Japón cerró toda relación con el mundo exterior a excepción de contactos restringidos con mercaderes chinos y holandeses en la ciudad de Nagasaki . Este aislamiento se prolongó por 251 años, hasta el año 1854 , en que el comodoro estadounidense Matthew Perry forzó la apertura del Japón a Occidente bajo el Tratado de Kanagawa .

Prehistoria

La aparición de la especie humana en el archipiélago japonés tuvo lugar durante el paleolítico, hace unos 30.000 o 40.000 años. Confirmanos muchos vestigios a partir de hace 25.000 años. Este periodo fue de los más importantes. Podemos conocer concretamente las vidas de los habitantes del archipiélago desde el período Jomon, que se inició hace aproximadamente 12.000 años. La cultura del pueblo Jomon fue similar en el ámbito de todas las islas, desde Hokkaido hasta Okinawa. Subsistían mediante la caza, la pesca, recolectando frutos o granos y gracias a una agricultura primitiva de cereales. Una de las particularidades de esta cultura fueron las vasijas Jomon, que reciben este nombre por los dibujos de cuerda en su superficie. Durante el período Yayoi el archipiélago japonés ha tenido las influencias de culturas externas como la del norte de Siberia, la del sur de Taiwán, Filipinas o de distantes islas del Océano Pacífico y, las más importantes, del oeste, desde la península coreana y del continente de China. El período Yayoi se inició con la importación de la técnica de cultivo y regadío de arrozales, proveniente de Corea o de China. Se supone que el comienzo de este período fue durante el siglo III adC. El nuevo estilo de vida se extiendió rápidamente en Kyushu, Shikoku, y Honshu. Historiadores de la antigua China la llamaron el área Wa. Ellos anotaron que los reinos de los pequenos países de Wa eran tributarios del Imperio Han en el siglo I y del siguiente imperio, en el siglo III. Yamatai-koku (koku = país) del siglo III fue una confederación de muchos pequeños países, pero su ámbito está bajo debate entre historiadores.

Pero los habitantes de Hokkaido y del norte de Honshu no adoptaron el sistema de arrozales de agua por su hábitat frío. El pueblo se llama emishi, ezo, o ainos (o ainu en japonés). El período Zokujomon (jomon continuado) siguió hasta el siglo VII en Hokkaido.

Los habitantes de Okinawa fueron influenciados de la cultura Yayoi. Pero ellos no adoptaron el arrozal de agua y dependían de los productos del mar. El período Kaizuka se prolongó hasta el siglo XII en Okinawa. Se llama Kofun a las tumbas antiguas de los jefes locales en Kyushu, Shikoku y Honshu. En el período Kofun, desde el siglo III hasta el siglo VII, Kofun demostró el surgimiento del poder político local. Las diversas y similares formas de Kofun son consideradas como el signo de emergencia del estado Yamato, el estado unido de Japón. Pero hay divergencias de opiniones respecto a si este período fue signo de la independencia local.

 

Edad antigua

Los historiadores chinos registraron que una serie de reyes de Wa, según ellos conquistadores de muchos países, quisieron la aprobación de la hegemonía sobre Corea en el siglo V. Nihonshoki, la historia escrita en el siglo VIII, anota detalles del período. Sin embargo, los estudiosos no coinciden sobre la confiabilidad de Shoki.

En el siglo V o VI, el Budismo y el Confucianismo llegan desde China y Corea. El gobierno de Yamato recibió y protegió el budismo como nueva religión.

La habitantes de Okinawa y Hokkaido no fueron influenciados por la cultura Kofun.

 

Periodo Asuka Hasta el fin del siglo VI, el poder real se encontraba consolidado. Los palacios se trasladaban cada vez que un nuevo rey ocupaba el trono. A través de las reformas inspiradas en China, se desarrolló un sistema burocrático vinculado con el sistema de los clanes. Los clanes grandes y la familia real construían los templos budistas. Los edificios y las esculturas religiosas son una muestra de las bellas artes de la primera civilización refinada en Japón.

En la península coreana, Japón (Wa) y un país coreano (Baekje) se aliaron y lucharon contra China (Dinastía Tang|Tang) y otro país coreano (Silla). La armada japonesa fue derrotada por Tang en la batalla de Hasusuki no E de 663. Japón perdió la influencia en Corea después de la guerra. Los exiliados que huyeron del ruinoso territorio de Baekje inmigraron a Japón. Wa cambió su nombre a Nippon (Japón) en este período y ha llamado a su monarcas emperadores desde entonces.

Período Nara

En 710 se estableció la nueva ciudad capital de Nara. El plano y distribución de la ciudad fueron una imitación de los utilizados en las ciudades chinas.En el período de Nara, el código (Ritsuryo) regulaba las instituciones políticas y varios aspectos de economía y sociedad. El estado hacía los registros civiles. Los funcionarios oficiales manejaban la administración de documentos dentro de las oficinas centrales y locales según el código. Los clanes poderosos y la familia real monopolizaban las cúpulas de la jerarquia. El clan más importante era el clan Fujiwara. Frecuentemente se enviaban barcos con diplomáticos y estudiantes a Tang para aprender de las instituciones, las religiones y la cultura de China. Los habitantes de Hokkaido y el norte de Honshu se llamaron Emishi. Entre Japón y los tribus de Emishi se repetían las guerras.

Período Heian

La capital fue trasladado en 794 a la nueva ciudad de la Capital Heian (Heian-kyo), lo que se llama Kioto hoy. Japón intensificó la invasión al territorio de Emishi en el fin del siglo VIII y en el comienzo del siglo IX, pero abandonadó la conquista en el camino frente de la resistencia. Los tribus independitentes de Emishi fue asimilado gradualmente, hasta el fin del período Heian por los conflictos entre influenciales locales. Durante todo el período de Nara, y la primera parte del período de Heian, la influencia china sobre la cultura japonesa fue muy marcada. Posteriormente, hacia los siglos IX y X, los japoneses desarrollaron una cultura con caracteres propios, llegando a la cúspide de su civilización.

 

Edad Media

Sin embargo, el militarismo de las regiones al norte del Yamato, en permanente guerra con los ainos del norte del archipiélago, desató una violenta guerra civil el año 1156. Siguieron una seguidilla de guerras que trajeron consigo gran inestabilidad, y en la que los generales (llamados shogunes) alcanzaron una gran relevancia. Finalmente, el año 1183 el general Minamoto Yorimoto tomó Kioto por la fuerza y amenazó al Mikado, por lo que éste le nombró shogún y le confirió plenos poderes. En la práctica, aunque el Mikado seguía en funciones, éste quedó reducido a un papel meramente decorativo, mientras que serían los shogunes quienes tomarían a su cargo el gobierno hasta el año 1867.

A la muerte de Yorimoto, el Shogunato pasó a manos de su familia política, los Hojo, razón por la que a este período se le conoce más o menos indistintamente como Shogunato Minamoto o Shogunato Hojo. Después de una gran revuelta de tres años (entre 1333 y 1336), los Hojo fueron derrumbados, y el poder recayó en la familia Ashikaga. Los shogunes Ashikaga garantizaron cierta paz contemporizando con los daimyos, la turbulenta nobleza feudal japonesa que había conseguido semiindependizarse del poder central se rompió, y estalló una nueva seguidilla de guerras civiles.

 

Los Ashikaga consiguieron mantenerse algo más de un siglo en el poder, pero finalmente el último miembro de la familia fue derrocado en 1588. A finales del siglo XVI, una serie de caudillos militares (Oda Nobunaga, Toyotomi Hideyoshi y Tokugawa Ieyasu) emprendieron una salvaje oleada de guerras que en algo menos de un cuarto de siglo unificaron la totalidad del archipiélago japonés bajo la égida de la familia Tokugawa. El Shogunato Tokugawa gobernaría Japón en paz entre 1604 y 1867, gracias a la implacable opresión a la que Tokuwaga Ieyasu y sus sucesores sometieron a los rebeldes daimyos. se rompió, y estalló una nueva seguidilla de guerras civiles. Los Ashikaga

 

Edad moderna

En la época final del período Ashikaga, los europeos llegaron por primera vez a Japón, tratando de introducir el cristianismo, y buscando fundar factorías comerciales. Tras una primera reacción más bien tibia, Ieyasu consideró que la nueva religión atentaba contra las prácticas ancestrales de los japoneses y desató una dura persecución, que tuvo como hito simbólico la crucifixión de trece mártires en Nagasaki, el año 1595. En años posteriores, los Tokugawa expulsaron a todos los comerciantes occidentales de Japón, salvo a los holandeses, a quienes permitieron permanecer en la isla de Deshima, cerca de Tokio, en condiciones de casi total aislamiento (Se debe esto a las palabras de un Capitán Español, que dijo a uno de los Daimyos que "los Españoles conseguían dominar el mundo mandando Monjes a las tierras para conquistar", y donde más tarde con la ayuda interna de los creyentes católicos, llegarían a dominar las tierras con pocos soldados españoles).

En general, el período Tokugawa fue de gran tranquilidad. Sin embargo, la cultura japonesa se había esterilizado profundamente. Los japoneses experimentaron un proceso de "retorno a las raíces", expresado en el renacimiento de los cultos ancestrales, hasta conformar la confusa religión semiestatal que recibe el nombre de shintoísmo. Sin embargo, esta idílica paz se rompió el año 1853, cuando el capitán estadounidense Matthew Perry ingresó en la Bahía de Tokio con cuatro cañoneras, y amenazando con bombardear los puertos japoneses, forzó a los shogunes Tokugawa a ignominiosas concesiones comerciales. Ante la disyuntiva de occidentalizarse o perecer hubo intensas discusiones, pero finalmente el Mikado, sometido desde hacía siete siglos al poder de los shogunes, tomó las riendas del problema. En 1867 el Mikado Meiji Tenno tomó a su cargo el gobierno, deponiendo al último shogún Tokugawa, e impulsando las reformas de la era Meiji, en las que Japón se transformó en un estado occidentalizado en pocas décadas.

   

Durante un largo período, el restablecido contacto con Occidente provocó cambios en la sociedad japonesa. El shogunato fue obligado a renunciar y el poder fue devuelto al emperador. La Restauración Meiji de 1868 inició varias reformas. El sistema feudal fue abolido y numerosas instituciones occidentales fueron adoptadas, incluyendo un sistema legal y de gobierno occidentales, junto con otras reformas en lo económico, social y militar que transformaron a Japón en una potencia mundial de nivel medio a alto. Como resultado de las guerras chino-japonesa y ruso-japonesa , Japón se anexionó Taiwán , Corea y otros territorios a su imperio en expansión.

Japón después del Imperio


En 1947 se dio una constitución de corte más bien liberal, aunque conservando al Mikado como símbolo de la unidad nacional japonesa. La paz fue firmada oficialmente el año 1951, y ese año terminó la ocupación militar estadounidense en Japón. El país inició entonces un enorme esfuerzo modernizador en el área económica, que los llevó a transformarse en grandes productores de tecnología, y a convertirse en una de las mayores potencias económicas del planeta.

En 1905 Japón resulta victorioso en la guerra ruso-japonesa, afianzándose así de manera definitiva como una potencia mundial y la única de Asia. Japón se vio altamente influenciada por la política expansionista de su milicia, la cual lo llevó a la invasión de Manchuria , desatando una segunda guerra chino-japonesa (1937-1945) . Japón atacó la base naval estadounidense de Pearl Harbor en diciembre de 1941 , lo cual llevó al país norteamericano a declarar la guerra al Imperio Japonés en el marco de la Segunda Guerra Mundial . Luego de una larga campaña en el pacífico, Japón perdió Okinawa y fue forzada a retroceder a las cuatro islas principales. El ejército estadounidense atacó Tokio , Osaka y otras ciudades con bombardeos estratégicos convencionales y en Hiroshima y Nagasaki con dos bombas atómicas . Japón finalmente aceptó la capitulación incondicional ante el ejército estadounidense el 15 de agosto de 1945 dando con ello fin a la guerra.

Finalizado el conflicto, el ejército estadounidense ocupo el territorio japonés hasta 1952 , tras lo cual Japón comenzaría una muy importante recuperación económica que devolvería la prosperidad al archpiélago. Okinawa permaneció ocupada hasta 1972 , restando actualmente una importante base militar estadounidense en esta isla.

En 1995 el terremoto de Kobe causa la muerte de 6,433 personas. El mismo año la secta la Verdad Suprema organiza varios ataques al metro de Tokio causando la muerte de 27 personas.

 

Edad contemporánea

La occidentalización de Japón aumentó la necesidad del país de obtener materias primas. Además, el nacionalismo japonés se había incrementado en torno a la figura del Mikado. Estas circunstancias enfrentaron a Japón contra China en la Guerra chino-japonesa y contra Rusia en la Guerra ruso-japonesa, a final de la cual consiguierón el control de la isla Sajalín. Durante la Primera guerra mundial Japón ingresó del lado de la Triple Entente, y ocupó militarmente las islas de Oceanía que pertenecían a Alemania, quedándoselas definitivamente después de los tratados de paz. Estas islas se convirtieron en la base de lo que los japoneses querían convertir en un gran imperio oceánico. Para esto invadieron Manchuria en 1933, creando el Manchukuo, para continuar después con su invasión sobre China en 1937. Esta expansión militarista chocaba frontalmente con los intereses de Estados Unidos, por lo que las relaciones entre ambos países se enfriaron. El año 1941 los japoneses atacaron el puerto estadounidense de Pearl Harbor, lo que los llevó a enfrentarse en el marco de la Segunda Guerra Mundial que terminaron por perder los japoneses, luego de que las ciudades de Hiroshima y Nagasaki fueran arrasadas por sendas bombas atómicas. Japón capituló, y el Mikado se vio obligado a renunciar a sus pretensiones de divinidad.

 

 

 
 
 
 
 
Japón A-Z
 
Tokio
 
Japón
 
 
otros
 
.