información general
 
mapa interactivo
información general
viajar a Japón
viaja sin arruinarte
aeropuerto
JR Pass
transporte
Japón de noche
comida
compras
festivales
Onsen
vocabulario
presupuesto
precauciones
guías gratis
en silla de ruedas
para celíacos
bonsai tour
parques temáticos
mapas de carreteras
cuentos de Tokio
el tiempo
mayoristas
 
alojamiento
 
alojamiento
el hotel más barato
ryokan
minshuku
templos
 
curiosidades
 
parque España
museos curiosos
hikikimori
navidad en Japón
supersticiones
barco de la juventud
vending machines
aseos públicos
 
cultura
 
aprende japonés
historia de Japón
ceremonia del té
geishas
manga
bodas japonesas
cocina japonesa
intocables de Japón
kimonos
bonsais
ikebana
literatura
sake
shodo
origami
jardines japoneses
colegio japonés
 
vivir en Japón
 
Japón en España
trabajar en Japón
estudiar en Japón
exámen Kanken
becas
 
deportes
 
aikido
sumo
kendo
yabusame
kyudo
karate
 
 
 
 
 
 
 
Miyajima

Probablemente el lugar más hermoso de Japón (opinión personal del equipo de viajeajapon.com). También llamada la isla dedicada a las diosas o la isla "templo".

 

Miyajima

 

Según Carlos Martínez para El Mundo, la leyenda cuenta que la isla ya se consideraba un terreno sagrado en el remoto siglo VI. El culto primitivo estaría indicado con poco más que un árbol o una piedra abrazados por un cordón sagrado, el sintoísmo más básico y desnudo, la mínima expresión de la religión de la naturaleza. Después se levantaría un pequeño templo, pero el gran santuario de Itsukushima vino después durante uno de los episodios fundamentales de la historia japonesa.

Hay que retroceder al siglo XII, al último capítulo de la fina y decadente Kioto, con sus competiciones de poesía en la Corte y su desenfrenada búsqueda de poder y placer. Después de un largo periodo dominado por la familia Fujiwara, el clan Taira había ascendido al trono y controlaba la ciudad. Pero el cambio de dinastía no aplacó los ánimos renovadores y, como un tifón, la fuerza de los samuráis del clan Minamoto, guerreros inquebrantables ajenos al espíritu de la Corte y hastiados de la corrupción de la capital, desafiaba sin descanso el viejo orden. Las dos familias pelearon a lo largo y ancho del archipiélago durante varias décadas, una batalla épica en la que no se descuidaba ni un detalle, el color de los vestidos de los guerreros según tenían a bien los adivinadores, la muestra de respeto a las virtudes del contrario, los abanicos, la poesía de las espadas narrada por los monjes ciegos acompañados por el biwa, una especie de laúd.

Durante la huida desde el Este hasta Kyushu, donde el niño-emperador fue lanzado al mar por su madre y se escribió el epitafio al espíritu de Kioto, Konomoyori de Taira ordenó en 1168 la construcción del edificio principal de Itsukushima, un tributo a los dioses. Cuando el guerrero ya se había convertido en monje, el santuario adoptó su forma definitiva. En 1996 fue catalogado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Acorde con el estilo Shinden, cuyo máximo exponente es el palacio imperial de Kioto, Itsukushima consta de un edificio principal con otros 37 pequeños y uno externo con 17 bloques. Estructurado en torno a largos corredores y como el resto de la isla con madera como materia prima esencial, natural o pintada de rojo, la clave de su atractivo es su ubicación frente al mar y sobre la playa. Cuando sube la marea, el santuario y el gran torii que marca la entrada al recinto sagrado y recibe a los visitantes, uno de los símbolos de Japón, parecen flotar sobre el agua.

Entre los faroles que cuelgan del techo cada pocos metros, el viajero camina descalzo sobre la madera por las galerías, rodeado de agua y el musgo que se formó con la humedad de los años. Es el pequeño milagro de Itsukushima, el agua, lo que lo mantiene vivo con olor a salitre marino, con su espíritu intacto a pesar del fuego de los siglos. Ver vídeo

Lugares de interés

Templo Itsukushima

Dicen que desde tiempos remotos la gente ha sentido la espiritualidad que se respira en Miyajima. Su construcción data del año 593. E lugar fue elegido por la diosa porque vio claramente en él el emplazamiento ideal para un templo. En 1207 sufrió un incendio devastador, reconstruyéndose alrededor de 1223. Con dicha restauración sus proporciones cambiaron. En 1325 sufrió otra tragedia: el paso de un tifón, que asoló el templo. Reconstruído otra vz entonces, tomó la apariencia que conserva hoy en día.

 

Su famoso torii es uno de los más conocidos de Japón, ya que cuenta con la peculiaridad de hallarse en el agua. Si durante tu viaje a Japón visitas Hiroshima, no puedes dejar de acercarte a Miyajima. Puedes llegar aquí desde Hiroshima en ferry o tren (aproximadamente 1 hora de trayecto).

Para llegar al templo sólo hay que caminar 5-10 minutos desde el embarcadero de ferries.

Monte Misen

Misen es el pico más alto de Miyajima (530 m). Puedes llegar a su cima en funicular o bien ascendiendo a pie, ofreciendo unas vistas increíbles del mar interior de Seto, zona catalogada como Parque Nacional.

 

Misen es el hogar de centenares de ciervos y monos, que pueden ser observados ya desde la estación del funicular. Puedes llegar andando a la cima en un paseo de 15 o 20 minutos, donde podrás encontrar un pequeño restaurante. En el monte Misen también se encuentra el templo Daisho-in, al que se puede acceder camino a la cima.

La estación del funicular se encuentra a tan sólo 20 minutos andando desde el embacadero del ferry.

Senjokaku

Se trata de un pabellón hecho completamente de madera con el techo ricamente decorado.Fue construído por Toyotomi Hideyoshi en 1587. Cerca también se encuentra una pagoda de 5 pisos..

 

Se encuentra a sólo 5-10 minutos andando del embarcadero del ferry, en una colina justo detrás del templo Itsukushima.

Acuario Sunameri

Tratándose de una isla de Japón (otra isla), no podían faltar un acuario y un museo martímo . Cuenta con más de 13.00 criaturas marinas de 350 especies procedentes de las costas japonesas. Hay espectáculos aproximadamente cada 2 horas en su "teatro acuático". La entrada cuesta 1050 Yenes. Ver vídeo

Sunameri

 

Museo de Historia y folklore

Conserva muchos vestigios del original templo de Itsukushima, así como objetos de uso cotidiano de varios siglos de antiguedad. El museo se aloja en lo que fue la vivienda de la familia Egami en el siglo XVIII.

 

Dónde dormir

 

  • Mori-No Yado. Un hotel tradicional japonés que cuenta con jacuzzi y otras comodidades. 8.500 Yen por persona incluyendo 2 comidas. Si decides alojarte en este hotel debes tener en cuenta que los taxis no hacen el trayecto hasta él de noche. Puedes hacer tu reserva hasta con 1 año de antelación.
  • Miyajimaguchi, un albergue juvenil, ronda los 3.800 yenes por persona.
  • Kikugama 6.800 yenes.
  • Hotel Iwaso la habitación ronda los 21.000 yenes con dos comidas.
  • Gran Hotel de Miyajima de estilo tradicional japonés las habitaciones. 15.000 yenes.

 

Mori-no Yado

 

 
 
 
 
 
Japón A-Z
 
Tokio
 
Japón
 
 
otros
 
.