información general
 
mapa interactivo
información general
viajar a Japón
viaja sin arruinarte
aeropuerto
JR Pass
transporte
Japón de noche
comida
compras
festivales
Onsen
vocabulario
presupuesto
precauciones
guías gratis
en silla de ruedas
para celíacos
bonsai tour
parques temáticos
mapas de carreteras
cuentos de Tokio
el tiempo
mayoristas
 
alojamiento
 
alojamiento
el hotel más barato
ryokan
minshuku
templos
 
curiosidades
 
parque España
museos curiosos
hikikimori
navidad en Japón
supersticiones
barco de la juventud
vending machines
aseos públicos
 
cultura
 
aprende japonés
historia de Japón
ceremonia del té
geishas
manga
bodas japonesas
cocina japonesa
intocables de Japón
kimonos
bonsais
ikebana
literatura
sake
shodo
origami
jardines japoneses
colegio japonés
 
vivir en Japón
 
Japón en España
trabajar en Japón
estudiar en Japón
exámen Kanken
becas
 
deportes
 
aikido
sumo
kendo
yabusame
kyudo
karate
 
 
 
 
 
 
 
Trabajar en Japón

En las últimas décadas se ha incrementado notablemente el número de extranjeros que estudian y/o trabajan en Japón. El área donde es más fácil encontrar trabajo es en el idioma: traductores, profesores, etc.

Visados

En Japón existen más de 10 tipos de visados diferentes, según sea la finalidad del viaje: estudios, trabajo; según el tipo de actividad: remunerada o no; según la situación personal del solicitante: casado con japonés/a ; e incluso según el campo donde se vaya a realizar el trabajo: ingeniería, arte, etc. Si cambias de trabajo durante tu estancia en Japón es posible que necesites también cambiar tu visado. Los visados suelen expedirse para un período de 1 a 3 años, pero siempre se contempla la posibilidad de ser ampliados antes de que expiren. Los extranjeros que hayan vivido en Japón durante al menos 5 años consecutivos pueden solicitar la residencia definitiva o incluso solicitar la nacionalización (en este caso habría que renunciar a la nacionalidad originaria, ya que Japón no permite la doble nacionalidad).

Los extranjeros que deseen extender su permanencia en Japón más allá de 90 días deberán inscribirse en un Registro creado a tal efecto, siendo necesario el mismo para actividades cotidianas como: abrir una cuenta en un banco, formalizar un contrato de alquiler de vivienda, etc. y siempre deberán llevar consigo esta documentación junto con el pasaporte. Existe otro tipo de visado: el que se solicita para un período de 1 año para trabajar mientras se está estudiando o de vacaciones. Sólo se concede a los solicitantes jóvenes (entre 18 y 30 años) y que planeen permanecer en el país durante aproximadamente 12 meses, siéndoles permitido trabajar mientras estudian o están de vacaciones.

Buscar trabajo en Japón


GAIJINPOT
CREERCROSS
INTERPLACE
JAPANESE JOBS
JOB DRAGON

Alquilar un apartamento

Normalmente el alquiler se realiza a través de alguna agencia, ya que los japoneses suelen ser bastante desconfiados, y más con los extranjeros. Muchos japoneses se niegan a alquilar un apartamento a los extranjeros por la imposibilidad de comunicarse con él en caso de que surja algún problema. Ver vídeo

Los contratos suelen realizarse por un año, aunque lo que pretenderá la agencia es que firmes por 2 años. Los apartamentos no están amueblados y las mascotas no están permitidas. Si durante tu estancia en Japón deseas alquilar un apartamento, debes conocer las "peculiaridades" que contemplan los contratos de arrendamiento:

Señal (tetsukekin). Cuando estás interesado por un apartamento es normal que te pidan una señal antes de firmar el contrato para asegurar al propietario tu interés en el mismo. También es una garantía para tí de que el apartamento no está alquilado a un tercero. Normalmente se devuelve en el momento de firmar el contrato de alquiler.

Depósito o fianza Al igual que en España, el depósito o fianza se entrega a la hora de firmar el contrato, cantidad estipulada para sufragar los daños que se hayan podido ocasionar durante tu estancia. Normalmente equivale a una mensualidad.

Si a lo largo de la página hemos comentado que viajar a Japón no es caro en cuanto a lo que un turista necesita allí (transporte, comidas, refrescos, etc), alquilar o comprar un apartamento es realmente caro: desde los 3 millones de euros que puede costar comprar un apartamento en el centro de Tokio hasta los 120.000 Y que se puede pagar por el alquiler de una simple habitación. La tarea de buscar alojamiento para una larga temporada requiere un estudio exhaustivo del mercado. Existen inmobiliarias especializadas en el alquiler de viviendas a extranjeros, que conocen todos los requisitos legales que se solicita al nuevo inquilino y en las que sus empleados hablan inglés. Estas agencias se denominan Gaijin Real Estate (Inmobiliarias para extranjeros). Es fácil encontrarlas en las grandes ciudades como Tokio, Kyoto, Yokohama, etc. Suelen ofrecer contratos por períodos inferiores a un mes, ya que en ocasiones los extranjero sviven allí una temporada suficientemente larga para hospedarse en un hotel, y lo bastante corta como para firmar un contrato de larga duración. Estos apartamentos suelen estar amueblados y suelen incluir todos los gastos. Algunas de estas inmobiliarias contemplan unas condiciones especiales para los extranjeros, que requieren apartamentos amueblados y agilizar los trámites burocráticos, ya que la mayoría de las veces no hablan japonés. El alquiler de un apartamento ronda más o menos los 100.000 Y en adelante, dependiendo de las características del mismo. ejemplo

También puedes encontrar alojamiento en una Gaijin House (casa compartida por extranjeros), donde se dispone solamente de un dormitorio, con el resto de los servicios del hogar compartidos (baño, cocina, sala de estar, etc). El alquiler mensual de una de estas habitaciones oscila entre los 40.000 y los 100.000 Y, dependiendo de varios factores: situación, número de personas con quien se comparte el piso, comodidades, etc. Algunas Gaijin House son muy estrictas en cuanto a las reglas a seguir: como no no admitir a personas que trabajen de noche para no perjudicar a los demás inquilinos, seguir un horario por todos para facilitar la convivencia o "prohibir" las visitas de amigos/parejas. Suelen cobrar un plus por electricidad mensual a cada inquilino. Por el contrario, suelen disponer de conexión Wifi a internet de 100 Mb gratuíta. En Japón existen unidades de medida que se utilizan específicamente para bienes raíces: un "yo" es el equivalente a un "tatami" (una estera de medida 180x90). Una medida muy corriente de dormitorio es, por ejemplo, 7 tatamis (11,34 metros cuadrados). En este tipo de alojamientos, las habitaciones suelen estar equipadas con un futón, un teléfono de pago y una televisión (no siempre). ejemplo

 

Apartamento de alquiler en Japón
 
 
 
 
 
Japón A-Z
 
Tokio
 
Japón
 
 
otros
 
.