información general
 
mapa interactivo
información general
viajar a Japón
viaja sin arruinarte
aeropuerto
JR Pass
transporte
Japón de noche
comida
compras
festivales
Onsen
vocabulario
presupuesto
precauciones
guías gratis
en silla de ruedas
para celíacos
bonsai tour
parques temáticos
mapas de carreteras
cuentos de Tokio
el tiempo
mayoristas
 
alojamiento
 
alojamiento
el hotel más barato
ryokan
minshuku
templos
 
curiosidades
 
parque España
museos curiosos
hikikimori
navidad en Japón
supersticiones
barco de la juventud
vending machines
aseos públicos
 
cultura
 
aprende japonés
historia de Japón
ceremonia del té
geishas
manga
bodas japonesas
cocina japonesa
intocables de Japón
kimonos
bonsais
ikebana
literatura
sake
shodo
origami
jardines japoneses
colegio japonés
 
vivir en Japón
 
Japón en España
trabajar en Japón
estudiar en Japón
exámen Kanken
becas
 
deportes
 
aikido
sumo
kendo
yabusame
kyudo
karate
 
 
 
 
 
 
 
Karate

El kárate o karate 空手道 significa " el camino de la mano vacía") es un arte marcial moderno con origen en el país del sol naciente. Sus orígenes son recientes, se remontan a 1933 y su lugar de origen se centra en Okinawa. Se hizo popular gracias a Gichin Funakoshi, y su característica principal es el empleo de golpes con el puño y diversas modalidades de patadas. Los practicantes de este deporte se denominan karatekas. Si nos ceñimos a la leyenda, el maestro Bodhidharma 達磨 es el alma mater de este deporte, praticándolo en el templo Shaolín de China, aunque no existen testimonios fidedignos de que éste fuera su origen. Sí se sabe de la existencia de un tipo de combate en el reino de Ryujyu, lo que es hoy en día Okinawa, cuando simplemente se llamaba Ti o mano ( 手). Ya en el siglo XIV, y debido a las intensas relaciones que existían entre China y Japón, sobre todo comerciales, han dado pie a algunos a pensar que el kárate procede de esta época. Seguramente fue durante esta época cuando se sembró la semilla de lo que más tarde sería el kárate, debido a la prohibición de usar todo tipo de armas en muchos de los recintos guberanmentales y templos. La práctica del kárate requiere una gran concentración y dedicación: ver vídeo

 

Ya en el siglo XIX se produjeron las primeras clasificaciones de kárate: Naha y Tomari, contando cada una de ellas con características muy particulares. Surgen en esta época tres figuras como símbolo del kárate en Japón: Kanryo Higaonna (Naha-Te), Sokon Matsumura (Shuri-Te) y Kosaku Matsumora (Tomari-Te). Es a finales del siglo XIX cuando el emperador Meiji establece el clan Ryuku como sus representantes, aunque siete años más tarde este clan es abolido y se crea la prefectura de Okinawa. A principios del siglo XX las escuelas de Okinawa adoptan el Todi como programa de educación física para sus alumnos. Entonces se denominaban Seiden Kai (Escuela de pureza) y hoy el termino es Dokyo Kai (Escuela de valor). Ver vídeo de un dojo

En España la historia del karate es corta y bastante reciente. Sólo empezó a practicarse hace unos 40 años, ya que el régimen inmovilista de aquélla época incluso prohibía la práctica del karate, teniendo que practicarse en la clandestinidad. Fue durante los años 70 cuando comienzan a llegar a España multitud de profesores y maestros de kárate asiáticos. Unos procedían de Corea, afincándose en Cataluña, y otros, los japoneses, en Madrid. Durante estos años comenzaron las primeras exhibiciones de karate y se fundó la federación española para este deporte. Una de las figuras relevantes que ha dado el karate en España ha sido José Manuel Egea Cáceres, ganador de 3 medallas de oro.

 

 

 

Enlaces de interés:

 
 
 
 
 
 
Japón A-Z
 
Tokio
 
Japón
 
 
otros
 
.